Desde la vanguardia del arte conceptual, Margarita Paksa habitó el futuro.

0
53

 Margarita Paksa (Buenos Aires, 8 de mayo de 1932 – 5 de julio de 2020) pionera del arte conceptual y minimalista, fue protagonista indiscutida del Instituto Di Tella en los años 60 cuando el arte argentino se perfilaba en consonancia con los grandes centros internacionales. Como artista visual fue precursora en el empleo de nuevos materiales y de lo que hoy llamamos instalación.

Dictó seminarios y cursos tanto en nuestro país como en el exterior, Fue profesora titular e investigadora en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) y docente titular de la cátedra Taller Proyectual de Escultura del Departamento de Artes Visuales en el Instituto Universitario Nacional del Arte (hoy UNA). Fue distinguida con el Premio de Instalaciones en la V Bienal Internacional de Arte de El Cairo, Egipto, en 1994; el Leonardo a la trayectoria artística del MNBA; el primer Premio de Pintura de la Fundación Fortabat, por mencionar los más salientes. Diversos museos del país y del mundo poseen obra suya como el Museo de Arte Moderno de Buenos Aires, el MALBA, de Arte Contemporáneo, de Arte de Río Gallegos, el Museo Castagnino de Rosario y de Arte de Neuquén; el Museo del Bronx y el Museo de Arte Moderno de Nueva York (MOMA) y numerosas colecciones privadas.

Entre sus tempranas y destacadas intervenciones, allá por 1968 presentó en el Di Tella, su emblemática obra “Comunicaciones“, un arenero con las siluetas de dos amantes ausentes y un reproductor wincofón que pasaba un disco con jadeos especialmente grabado y editado para la obra. Cincuenta y un años más tarde, en ocasión de Arte BA, su obra vuelve a representarse en la plaza Seeber como en 1968 y fue centro y cierre de toda la experiencia de esos días. Paksa, un estrella vigente e indiscutida.

A lo largo de su amplia trayectoria realizó escultura, dibujo, diseño, instalaciones, pintura, objetos, arte digital y video-arte y también lo que hoy conocemos como “performance”. Concentró sus ideas minimalistas en soportes despejados y diversos, muchas de sus obras las desarrolló en series e incursionó en temáticas tales como la dualidad, la identidad, los temas sociales, políticos y de comunicación.

Su obra es de amplia diversidad y se enmarca en lo que ella misma denomina “desmaterialización del objeto” y con ella investigó la relación entre arte y tecnología.

Entre las obras más destacadas, “El Lenguaje, el Poder y el Dinero“, Galería Ruth Benzacar (Buenos Aires, Argentina).”Instalaciones”, Walter Phillips Gallery (Banff, Canadá).”El Partido de Tenis”, Museo de Arte Moderno, o “Instalaciones Multimedia“, Museo del Barro (Asunción, Paraguay) sobresale su compromiso político y su participación en “Tucumán Arde” allá por  1968, organizada con la entonces CGT de los Argentinos que sorprendió y asombró desde el Instituto Di Tella. También “El arte ha muerto”, en grandes letras de neón o las letras que proclaman “Viva el arte”; la gran escultura “Caños en movimiento” de 1964; una caja transparente y vacía, que lleva un sugestivo nombre “El silencio II”; o el mural de luz “Serie de Pisa Fibonacci”.

Para Paksa, Arte y Tecnología son “…el hilo de unión, donde algunas veces me voy más para el lado de la luz y el sonido y otras no”. Tendencias que la artista reconoce como fundamentales y en la que se afianzó ya en los años 70. “En aquel momento era novedoso el hecho de que pusiéramos luz y sonido en obras estáticas, no era lo habitual y tampoco lo es ahora. Nosotros forzamos el hecho de introducirlas en aquel momento y era bastante novedoso”, dice Paksa en una entrevista con Télam, con motivo de su retrospectiva en el MAMBA de diciembre de 2012.

Artista visual talentosa precursora, sus obras trascienden y perduran.

Mira´tambien esta nota sobre Margarita Paksa en Leedor.com