Arte virtual y arte real conviven hoy en New York

0
267

“Overall, there is no wall” (Sobre todo, no hay muros)

 El arte es deseo o no es. Ni muros ni Pandemias impidieron que 17 jóvenes artistas, entre los cuales figuran una argentina, un chileno y un mexicano, puedan exponer en la ciudad de New York, 16 y 17 de mayo de este año, con la curaduría de Maria Paz Contreras de Chile.

Las condiciones para esta muestra estaban dadas allá lejos y hace tiempo por el mes de marzo: exponer en NY, en un espacio vacío, despojado, de ladrillos a la vista, ubicado en un lugar emblemático al sur de Manhattan: sobre Canal St. lindando al este con el barrio chino, al oeste con el Soho de West Broadway -avenida comercial de marcas sofisticadas si las hay- y frente a la icónica y ya desaparecida Artística Pearl, meca de todo artista local y visitante justo en la otra vereda, sobre Canal St.

Durante el mes de marzo, dos meses antes del estreno se realizó la convocatoria, se enviaron invitaciones y se proyectó una inauguración con música en vivo de la banda NGAN (Nueva York) y del holandés George Van Wetering, el apoyo del Consul chileno y de la Consultora Portuguesa Ironic Art Nation.

Paz Contreras, su curadora, una artista de 38 años, viene realizando este proyecto en forma itinerante desde hace más de doce años por museos y galerías de arte de China, México, Colombia, Londres y Chile. Así resume ella su intención:

“(…) Desvaneciendo las fronteras que dividen el oeste del este, reentendiendo la mirada que tenemos del mapa, 14 países, 7 del Oeste y 7 del Este, interactuando en un lugar.  En estas extraordinarias circunstancias, repensar la estructura de la sociedad parece ser un tema urgente. Es un nuevo comienzo, pero parece imposible pensar en lo nuevo sin entender lo viejo. Ambos son dos inseparables conceptos que trabajan uno, como  reflejo del otro. Hemos creado conceptos y divisiones, pero el mundo como forma no reconoce la línea. Retrocediendo al comienzo se puede ver el mapa como si fuese una pintura abstracta que no conoce de fronteras.”

Tiempo y espacio actúan más allá del proyecto artístico, lo desafían con la llegada de la pandemia. Los 17 artistas convocados  no llegan ni llegarán jamás a su muestra en persona, pero eso tampoco importa tanto ya… puesto que la virtualidad se hace cargo y con excepción de los residentes en NY, el resto re organiza la entrega y montaje de su obra. La virtualidad es la nueva realidad y la virtualidad, comanda.

Se montaron las obras teniendo en cuenta las normativas de la cuarentena, que para ese momento ya eran más estrictas, y se decidió hacer la muestra viable. Muchos artistas que hubieran estado presentes quedaron atrapados por la cuarentena en otras ciudades, en otros países. Algunos pudieron entregar la obra física y otros no, así que medios digitales mediante las obras viraron de formato, los artistas enviaron documentos con las imágenes y en algunos casos se realizaron impresiones de las mismas, hasta en varios paneles armando la obra a la manera de un rompecabezas.

Fue un ejercicio de flexibilización para todos – dice Contreras, las obras adquirieron un valor representativo, simbólico con una estética alterada, pero en consonancia con la experiencia artística que agencia una galería: el encuentro entre artista y público y generando otra vivencia en la que plataforma digital de por medio, los mismos artistas pudieron estar virtualmente haciendo sus presentaciones en la inauguracion “en coherencia con el mapa sin fronteras” del que nos habla la curaduría.

Así, plataforma virtual y convenciones de cuidado por la cuarentena de por medio, Paz Contreras se hizo presente en el lugar para dirigir la inauguración junto a la artista japonesa Natsuki Nakauji,  y a Nicholas Petrizzo de Nueva York. Hubo música en vivo, desde las casas de los músicos y otros artistas ofrecieron lecturas, escritor transgénero Iván Monalisa Ojeda y la poeta Palwasha Sharwani. De esta manera,  transcurrió la realidad de esta inauguración virtual, entre la que destacamos la participación de:

Laura Nató, argentina, egresada de la UNLP quien hoy vive en NY con un programa de beca de cuatro año para artistas y presenta una pintura en forma virtual que pregunta por la industria cárnica, tan arraigada a nuestra identidad nacional, y a la vez vinculada a las violencias de género. Y una instalación que es una manta realizada con tarjetas de crédito, objeto propio del capital y preponderante en los E.U. Durante más de 10 años colecciono tarjetas de crédito “Fueron días de seleccionar, agujerear y coser con alambre casi 400 tarjetas. Frente a este presente sin referencias, encontré cierta calma y sentido en el poder transformador del hacer, más aún al generar, con un material de tanto peso simbólico como las tarjetas de crédito, un concepto completamente diferente, como lo es una manta”. 

Dano Mozó de Chile ubica su obra en un momento particular de su vida:

“Esta fotografía fue tomada en la Patagonia argentina sur, en una ciudad llamada Río Gallegos, en un viaje que decidí hacer cuando acababa de ser diagnosticado con VIH positivo, y sentía como el mundo entero se derrumbaba sobre mí. Recién había terminado un taller de fotografía con Luis Poirot, fotógrafo chileno que construyó un importante archivo de imágenes de los horrores de la dictadura en los setenta. Con él aprendí cómo la fotografía podía ser una expresión de esa cosa indescriptible e inmaterial que vive en nuestra alma y nos hace seleccionar ciertas porciones de la realidad para encontrarnos a nosotros mismos.”

Francisco Hauss de Mexico muestra obra si bien contemporánea, con elementos totémicos de un mundo sincrético propio de su tierra, “Muchos de los elementos abstractos en mis trabajos están hechos mediante la manipulación de elementos químicos y pigmentos para que puedan generar automáticamente fractales como patrones o paisajes fluidos, recreando procesos de morfogénesis y autopoiesis”

La experiencia artística fue plenamente satisfactoria e imprevistamente diferente a las conocidas. En esas paredes del espacio sobre la calle Canal, las cuales no responden al tradicional cubo blanco, se jugaron nuevos paradigmas para la inauguración de una muestra de arte, estrenando nuevos abordajes y resoluciones y descubriendo nuevas sensibilidades.

Ciertamente las circunstancias históricas le otorgan a esta muestra ese matiz diferente casi indescriptible que la hace notablemente valiosa en sus dos días de fugaz e intensa exposición.

#wallplaynet and #oncanal

 Maria Paz Contreras maria.pazcb49@gmail.com

ARTISTAS

Anastasiya Gutnik (Russia) EAST

Anita Pantin (Venezuela) WEST

Caroline Onping (Philliphines) EAST

Dano Mozó (Chile) SOUTH

Elle Maldonado (NYC) WEST

Francisco de la Barra (Canada) NORTH

Francisco Hauss (Mexico) WEST

Kenichi Nakajima (Japan) EAST

Laura Ve Nató (Argentina) SOUTH

Luigi Gonzalez (Guatemala) WEST

Mona Shen (China) EAST

Natsuki Takauji (Japan) EAST

Nicholas Petrizzo (New York) WEST

Nohi (India) EAST

Palwasha Sharwani (Pakistan) EAST

Yolande Heijnen (Holland) WEST

IMAGENES

Laura Nato

Dano Mozo