“Trabajo sobre trabajo” una muestra virtual que expone de un modo diferente la historia del cine argentino

0
69

“Qué es el cine sino un espacio privilegiado de distribución de tiempo, un encadenamiento de trozos en movimiento deslizándose por una línea.” Una de las afirmaciones que justifican la relación que propone esta muestra “Trabajo sobre trabajo” colgada en la pagina web del Centro Cultural Kirchner en estos días de mayo.

La idea central asimila los sistemas de producción del cine por un lado (con su historia a cuestas) y el trabajo como máquina de producción de bienes y los distintos momentos históricos que atravesó la Argentina. Un homenaje virtual al mes del trabajo en el mes del confinamiento bajo la curaduría conjunta dela historiadora Florencia Gonzalez y la realizadora audiovisual Biby Aflaloy.

Visitá la muestra Trabajo sobre Trabajo aquí

Edición laboriosa entre textos e imágenes con fragmentos del cine argentino que ilustran cinco grandes ejes, que, de imaginarlos en una sala física, armarían uno al lado del otro una linea temporal: Verdades (de la década 1940 y 1950 entre las cuales “El trabajo dignifica” o “Para un trabajador no hay nada mejor que otro trabajador”), Maquinal (años 60 y 70 el tiempo y la alienacion relacionada con el cine de autor), Desamparo (épocas de la globalización), Autonomía (los años 90) y Virtualidades (de época actual).

Cada eje se concibe teóricamente desde un texto que acompaña a un video de no más de 6 minutos con la edición de escenas seleccionadas entre distintas películas el cine nacional. Aparecen por allí, La fiaca, Breve Cielo, Mercado de Abasto, Las aguas bajan turbias, Mujeres que trabajan, Pizza Birra Faso, Buenos Aires Delivery, Mundo grua, Grissinopoli, La toma, Corazón de fábrica, y muchas más. Lanzan sus frases célebres Pepe Arias, Tita Merello, Niní Marshall pero también la voz en over que marca que las aguas bajan turbias de muertos por el río Paraná en la pelicula de Hugo del Carril.

Los conceptos que sobrevuelan lo hacen tambien con un recorrido historicista: entre el trabajo pico y pala, y los trabajadores y sindicalismo de Perón, a la pregunta que plantea el vídeo dedicado a Virtualidades, de si “eso es trabajo”, tal vez el más críptico y el que requiere más trabajo del espectador también: al menos que abra bien la pantalla para jugar con sus cuadraditos.

También podríamos preguntarnos qué es el cine sino un sistema de privilegios, aunque hay lugar también para el cine independiente, el cine piquetero, el de fábricas tomadas, o el documental urgente.

Decíamos al principio que podemos imaginar esta muestra en una sala física, por ahora esta presentación es un dignísimo punto de partida, que demuestra que el cine argentino puede arrojar nuevas materializaciones y nuevas redes conceptuales.

Florencia Eva González es documentalista y ensayista. Licenciada en Ciencias de la Comunicación (UBA), se desempeña como docente en el CBC y en la Carrera de Artes Combinadas (UBA), entre otras instituciones desde hace más de veinte años. Dicta cursos gratuitos de cine, arte y filosofía, y coordina ciclos de cine en la Biblioteca del Congreso. Escribe para diversos medios sobre cine y estética. Trabaja en realización de documentales desde la década de 1990 y formó parte del Movimiento de documentalistas. Publicó los libros Desajustes. Sobre arte y política en Argentina (Ed. Paradiso, 2014). 1989. Cine y muro de Berlín. La memoria de las ruinas (Ed. Caterva, 2019), y Fantasmal. Inventario crítico del cine argentino 1897-2018 (Ed. Colihue, 2019).
 
Biby Aflalo trabaja combinando las artes plásticas, gráficas y escénicas desde los años ochenta. Integrante en la década del 2000 del equipo artístico MUTE (Música y Teatro), grupo que participó en diferentes convocatorias teatrales vinculadas a la tecnología y a la música electroacústica: El fin del EspacioTecnoescenaLa voz que guarda el silencioCiclo historias CCRR; entre otras. En mayo del 2012 realizó la dramaturgia y puesta en escena del Arte de la Fuga de J. S. Bach, en el Centro Experimental del Teatro Colón (CETC), de la Ciudad de Buenos Aires,con la pianista Silvia Dabul.