Crítica de “Rojo”, de Silvina Pizarro

0
110

En su primer libro de poemas, Silvina Pizarro evidencia lo que el filósofo Martín Heidegger decía acerca de la poesía: “En la poesía el hombre se une a los fundamentos de su existencia”. El poeta o la poeta bucean en sí mismos y nos invitan a sumergirnos en nuestra propia interioridad.

Rojo se divide en tres partes. En la primera, hay una metapoesía, en tanto el yo busca acercarse a la palabra y a la escritura poética: “escribir es tejer / un castillo de luciérnagas / con las cenizas / de todo / lo que late (…) escribir es / reírse a carcajadas / de la muerte”. Y esa que escribe, además, es “una plebeya dócil / en el beso del lápiz”.

En la segunda parte, definida la poesía, el yo avanza hacia una especie de autoconocimiento a partir de la búsqueda de aquello que lo define. Para eso recurre al recuerdo de la infancia (“un puñado de chocolate / en el bolsillo del uniforme / con el que me visto de niña”), al que inevitablemente se van hilvanando otros temas: el tiempo, la muerte, la soledad.

El otro se hace presente en la tercera parte ya desde el título “El antojo de tus dedos”, ese otro que está ausente, que se extraña, que se siente en cada parte del cuerpo: “la compuerta de mi corazón / es un búnker de piedra / que florece al costado / de tu silencio”.

Lo que enlaza cada poema con el resto es el rojo por sus resonancias y su significado. Si nos preguntaran a qué nos remite este color, seguramente diríamos que a la pasión. El “páthos” griego es el ‘sentimiento’, el ‘dolor’, presentes en todo el libro. No hay un detenerse en el sufrimiento, sino una presentación del dolor como parte de la existencia de todos y de todas. Y para traducir esto, Silvina Pizarro se vale de originales metáforas, imágenes y comparaciones, en las cuales se destacan los elementos de la naturaleza: “puedo tejer / con volutas de miel / el sigilo de la noche”; “con pétalo rojo / ella talla / el camino caoba / de hoja seca”.

Silvina Pizarro es una excelente poeta, una verdadera poeta porque, como dice Beatriz Pustilnik en el prólogo, ella escribe “con todo el peso y la pasión de la palabra poesía”.

Silvina Pizarro, Rojo, El Bien del Sauce edita, 2020, 84 págs.

Silvina Pizarro es agente de prensa (con especialización en teatro y literatura) y escritora. En el terreno de la redacción periodística, colabora para los siguientes medios: Diario Tiempo Argentino, Revista Vea Más, Revista Damiselas en Apuros y Revista Ruda. Rojo es su primer poemario