Artistes en Latinoamérica: hacia una estética vincular.

0
73

Una de las características relevantes del arte contemporáneo latinoamericano es el carácter conceptual de buena parte de su producción. En efecto, existe una lista poderosa de hombres y mujeres, cuya presencia en las principales bienales del mundo es notoria, que trabaja sobre la reformulación del objeto, el replanteo de los límites del arte y de la relación que establecen a partir de la obra sus agentes de producción y consumo, jugando o con la ausencia o con el exceso, pero siempre tensionando las definiciones.

- Publicidad -

Nos referimos fundamentalmente a lo que puede apreciarse, por ejemplo, en las bienales de San Pablo  y Venecia, donde la presencia latinoamericana de sesgo conceptual y sello propio se hace sentir en las propuestas de artistas como Teresa Margolles, Carlos Amorales y Héctor Zamora (México), Iván Navarro (Chile), Carlos Garaicoa (Cuba), Renata Lucas, Adriana Varejao y Rosangela Reno (Brasil), Gastón Ugalde (Bolivia), Luis Roldán y Alberto Baraya (Colombia), Fernando Falconí (Ecuador), Ana Gallardo (Argentina) por mencionar casos celebrados en la escena internacional, entre otros y otras.

Un ejemplo muy interesante de esta posible estética vincular fue el ofrecido por el artista brasileño Maurizio Ianes, en la 28 Bienal de San Pablo (la polémica Bienal del Vacío), que se instaló totalmente desnudo y despojado en un sector del edificio del Ibirapuera sobreviviendo a partir de lo que le llevaba el público.


A ellos se suman muchos más nombres de amplia trayectoria que trabajan desde el siglo pasado sosteniendo este lugar de tensión del objeto, como son, entre muchos otros, León Ferrari y Diana Dowek (Argentina), Alfredo Jaar (Chile), Cildo Meireles y Ana María Maiolino (Brasil), Doris Salcedo y Beatriz González (Colombia), Fèlix González Torres (Cuba) por nombrar artistas que ya están instalados y cuyas fechas de nacimiento son anteriores a la década del 60.

Lo que nos suscitan estos aspectos del arte latinoamericano del siglo XXI es la emergencia de una tradición muy particular, que viene del XX, que tiende a plantear una relación estética única del artista con su obra, y de la obra con el receptor. Esta relación es la que llamamos “vincular”, dándole otra vuelta de tuerca al concepto de estética relacional de Nicolás Bourriaud[i]. El plus que agrega esta particular dinámica tiene que ver con el engendramiento de vínculos, donde lo afectivo y la apertura al cruce de múltiples líneas de disipación o reconocimiento juegan un papel fundamental.

Pensamos que a través de estos artistas, el arte latinoamericano contemporáneo tensiona una mirada crítica y afectiva, en el sentido de lo que vamos a denominar una estética vincular, en tanto se constituye como una estética sostenida desde la generación de lazos interpersonales e intersubjetivos, desde la producción de una forma propia y específica, y también única, de replanteo arte/sociedad. 

Estas nociones sobre la posibilidad de pensar la producción contemporánea desde una posible estética vincular pueden dialogar con las asentadas afirmaciones sobre el arte conceptual en cuanto a Latinoamérica, consideradas distintas en su sesgo ideológico y afectivo por dos importantes teóricos: Simón Marchan Fiz y Lucy Lippard.  

Marchan Fiz indica una variante ideológica del arte conceptual en nuestro subcontinente y en España, en estrecha relación con contextos históricos dictatoriales, habilitando también reflexiones sobre el compromiso con lo real y con la postura político-estética que se llama “conceptualismo”. Así mismo, aspectos de esta cuestión también están presentes en ideas de Lucy Lippard, quien estando de visita en Argentina como curadora de una muestra en el CAIC[ii] intuye que las propuestas de arte latinoamericano trasuntan aspectos propios y distintos.

Por supuesto que estos aspectos no son privativos del arte conceptual ni de la mirada historiográfica. Operan a lo largo de la historia latinoamericana como un modo de conexión (y quizás lo propio de este modo sea que operan a pesar de la historia porque su esencia es la pura multiplicidad que complejiza cualquier diacronía porque no es una mera producción lineal); por ello sostenemos en nuestras clases que lo político se constela como un agenciamiento de lo estético, y que ello toma posibles de una estética vincular.

Esta cuestión de lo vincular se relaciona con la máquina de apropiaciones en la línea antropofágica; como venimos desarrollando en otros trabajos, lo vincular recurre al archivo. Etimológicamente recuperamos el significado original de vinculus como “cadena”. Lo vincular encadena, en la plena multiplicidad de sentidos: encadena como sintagma del lenguaje, disparando líneas desde la semiosis ilimitada, proponiéndonos una red de tejidos (= textos) es decir de vinculaciones sintáctico semánticas; pero también encadena como lazo social, ya  que compartimos una historia familiar, que marca procesos muy similares, en toda América Latina desde el siglo XVI, hecha de disrupciones institucionales características de cada país pero también de cortes análogos; lo vincular significa encadenamientos de coordenadas, procesos de territorializaciones que se reconfiguran (muchas veces problematizando las geografías del saber que siguen los flujos de las geografías económicas) y establecen cadenas de memoria, más o menos fronterizas y atávicas en tanto se conforman frente a una memoria normativizada desde el mercado, la Academia o la dinámica política global; en suma, encadenan porque establecen una acción desde la estética vincular, una teoría sobre la producción, la apreciación y la reflexión del hecho artístico en las que artista y receptor se reconocen mutuamente vinculados.


[i] Bourriaud, Nicolás. Estetica relacional. Buenos Aires, Adriana Hidalgo, 2008.

[ii] 2,972,453. Centro de Arte y Comunicación, Buenos Aires, 1970 (El título de la exposición fue tomado de la cantidad de habitantes de Buenos Aires en ese momento).

Apuntes en proceso publicadod por primera vez en la Revista Conceptos, Universidad del Museo Social Argentino. Año 86 / 2011.