Marisa Wagner, un homenaje

0
101

Quiero homenajear a Marisa Wagner, psicóloga social, poeta y compañera peronista.

La conocí en un café de la calle Corrientes, en una reunión de amigas a la que fui solo para verla.

Había leído ya su libro “Los Montes de la loca” un ejemplar viejito que llegó a mis manos acá en el puesto y que” mágicamente” devoré (porque no crean que los puesteros leemos todo lo que llega a nuestra manos, eso es verso).

Ese libro que fue escrito mientras ella estuvo encerrada en la colonia Montes de Oca, me partió la cabeza. Quiero recordar a Marisa porque estoy segura de que la lucha que estamos llevando las mujeres adelante en éste nuevo siglo también sería su lucha y les aseguro que si viviera estaría aquí contándonos historias de mujeres, de locuras, de hijos, de hospicios y de guerras.

Nos tratan de paranoicas, de mal cogidas, de menopaúsicas, de mal medicadas,de histéricas, todo eso, para bajarnos el precio. Nosotras somos todas brujas y en cada una de nosotras llevamos a Marisa , a nuestra propia loca. Locas como las madres, como las abuelas, brujas jóvenes, brujas viejas , brujas locas.

Acá les dejo un texto de Marisa…

Si yo no estuviera loca

Si yo no estuviera loca
¿Qué estaría?
¿Muerta?
¿Desaparecida?
Y estar loca
¿No es una manera -como otra cualquiera-de desaparecer o morirse?
Pero no filosofemos… ¡no jodamos!
Si yo no estuviera loca estaría cuerda.
Haciendo la fila
para pagar la luz, el gas, el teléfono.
Haciendo otra fila
para pagar los impuestos.
Estaría mirando los clasificados.
Los informativos.
Estaría soñando
con ser alta, flaca, rubia
-como las modelos-
Estaría yendo al Shopping,
por ejemplo.
No sé si lo resistiría.
Creo que no sabría qué hacer del otro lado.

de Marisa Wagner a A Alberto Sava