Murió Ernesto Cardenal, poeta nicaragüense

0
66

Ayer murió Ernesto Cardenal (1925-2020), poeta y sacerdote nicagüense. Su poesía estuvo influida por el modernismo norteamericano, sobre todo Ezra Pound y William Carlos Williams, y por los poetas latinoamericanos Rubén Darío, Pablo Neruda, Rafael Alberti y Federico García Lorca. También se nutrió de la cultura popular, y de las tradiciones religiosas y científicas.

Cardenal participó en las luchas contra el dictador Anastasio Somoza, y siempre se comprometió social y políticamente. Su poesía denunció el sufrimiento y la explotación de las llamadas “repúblicas bananeras”, tema central de su Canto nacional (1972). También se aproximó a las ideas de la teología de la liberación en sus poemarios Salmos (1964),  y Oración por Marilyn Monroe y otros poemas (1965).

Perteneciente a la generación del 40 en Nicaragua, en 1952 fundó una editorial dedicada a la poesía, El hilo azul. En 1954 participó en un movimiento armado que intentó asaltar el Palacio Presidencial, la Rebelión de Abril. En 1956 escribió su extenso poema político “Hora cero” y, además, ingresó al Monasterio de Nuestra Señora de Gethsemani, en Kentucky, Estados Unidos. En 1970 visitó Cuba y relató su experiencia de la revolución de Fidel Castro y el Che Guevara en el libro En Cuba.

Entre sus últimos libros de poesía se encuentran Cántico cósmico (1989), Los ovnis de oro (1992), Telescopio en la noche oscura (1993), Antología nueva (1996) y Vida en el amor (1997). Como ensayista son destacables el volumen dedicado a La poesía nicaragüense de Pablo Antonio Cuadra (1973) y Cristianismo y revolución (1974).

EPIGRAMAS

1. Te doy, Claudia, estos versos, porque tú eres su dueña.
Los he escrito sencillos para que tú los entiendas.
Son para ti solamente, pero si a ti no te interesan,
un día se divulgarán tal vez por toda Hispanoamérica.
Y si al amor que los dictó, tú también lo desprecias,
otras soñarán con este amor que no fue para ellas.
Y tal vez verás, Claudia, que estos poemas,
(escritos para conquistarte a ti) despiertan
en otras parejas enamoradas que los lean
los besos que en ti no despertó el poeta.

3. Al perderte yo a ti tú y yo hemos perdido:
yo porque tú eras lo que yo más amaba
y tú porque yo era el que te amaba más.
Pero de nosotros dos tú pierdes más que yo:
porque yo podré amar a otras como te amaba a ti
pero a ti no te amarán como te amaba yo.

13. Tomarse con los brazos el uno al otro,
dándose cada uno a los brazos del otro.
Qué diferente sentirte dentro de uno
que sentirse uno solo dentro de uno
es decir, vacío.
¿Será que es soledad tu abrazo
y tus besos sólo sed?
Me parece oírte que de mí no te sacias nunca.
Yo que fui antes buen catador de amarguras.

LA PALABRA (fragmento)

En el principio
                            -antes del espacio-tiempo-
          era la Palabra
Todo lo que es pues es verdad.
                                                                     Poema.
Las cosas existen en forma de palabra.
Todo era noche, etc.
                    No había sol, ni luna, ni gente, ni animales, ni plantas.
Era la palabra. (Palabra amorosa.)
Misterio y a la vez expresión de ese misterio.
El que es y a la vez expresa lo que es.
«Cuando en el principio no había todavía nadie
                                                            él creó las palabras (naikino)
y nos las dio, así como la yuca»
en aquella traducción amarillenta anónima del alemán
de una parte del gran librón de Presuss
que yo encontré en el Museo Etnográfico de Bogotá
     traducción al español de Presuss traduciendo del uitoto al alemán:
La palabra de sus cantos, que él les dio, dicen ellos,
es la misma con que hizo la lluvia
             (hizo llover con su palabra y un tambor),
los muertos van a una región donde «hablan bien las palabras»;
río abajo: el río es muy grande
(lo que han oído del Amazonas según Presuss)
allí no han muerto de nuevo
y se encuentran bien río abajo sin morir.
Día llegará en que iremos río abajo nosotros.
En el principio pues era la palabra.
El que es y comunica lo que es.
                            Esto es:
el que totalmente se expresa.
       Secreto que se da. Un sí.
    Él en sí mismo es un sí.
Realidad revelada.
    Realidad eterna que eternamente se revela.
Al principio…
                    Antes del espacio-tiempo,
antes que hubiera antes,
al principio, cuando ni siquiera había principio,
al principio,
              era la realidad de la palabra.
Cuando todo era noche, cuando
todos los seres estaban aún oscuros, antes de ser seres,
existía una voz, una palabra clara,
                                un canto en la noche.
En el principio era el Canto.
Al cosmos él lo creó cantando.
Y por eso todas las cosas cantan.