Crítica de “Un barrio silencioso”, de Luis Alexis Leiva

0
106

Orlando, el protagonista, se muda a un lugar muy particular, un complejo de departamentos que ocupa toda una manzana, una especie de barrio cerrado. Una de las primeras cosas que hace al llegar es acomodar tres libros que ni siquiera recuerda haber guardado y menos leído: Orlando, de Virginia Woolf; Un habitante de Carcosa, de Ambrose Bierce; y El Rey Amarillo, de R. Chambers. Y como nada es casual en un buen texto literario, la mención de estos tres autores nos adelanta lo que vendrá en las próximas páginas: transformaciones, hechos extraños, apariciones inexplicables, todo en medio de una atmósfera onírica donde nunca sabemos qué es cierto o qué es producto de una mente que desvaría.

El libro tiene una estructura de larga data en la historia de la literatura: el relato enmarcado, en el que hay una narración principal, donde Orlando cuenta su “viaje” por los pasillos del barrio, y otras secundarias que se desprenden de esta: cuentos que tienen como protagonistas a los habitantes de los departamentos y que se van introduciendo de maneras diferentes. La constante es la presencia de lo siniestro a la manera freudiana, que no es más que lo familiar que deviene en ominoso. ¿Hay algo más común que mudarse, conocer nuevos vecinos y compartir momentos con ellos? Sin embargo, en los cuentos de Luis Alexis Leiva, esto se transforma en una pesadilla, en un no saber si los protagonistas están despiertos o sueñan, o si están lúcidos o bajo el efecto de alguna droga.

En el prólogo a la Antología de la literatura fantástica, Bioy Casares enumera los temas o los motivos que caracterizan al género, muchos de los cuales actualiza de manera original el autor de Un barrio silencioso: las metamorfosis, el doble, las alteraciones temporales, el sueño, los seres monstruosos, las repeticiones, lo maligno. Sin embargo, no se trata de la aplicación de una fórmula que mágicamente nos da relatos inquietantes y perturbadores, sino de la escritura de alguien que conoce los mecanismos que hacen a este tipo de literatura. Entonces, los lectores nos encontramos con cuentos en los que predomina la coloquialidad y hasta cierto humor, otros en los que hay un tono más formal; también nos encontramos con diferentes narradores, con alusiones literarias, con guiños que nos obligan a recuperar otras lecturas anteriores, y con una buena dosis de descripciones que colaboran para esa sensación de peligro inminente que caracteriza al fantástico, como esta que sigue: “Levanté la vista y todos los habitantes del barrio lúgubre y desolado me rodeaban. Los departamentos eran piedras talladas desde donde emergían y se deslizaban hacia mí las sombras”.

Como si todo lo dicho no alcanzara para recomendar el libro, hay algo más: las ilustraciones de Andrés Casciani, cuyo arte queda muy bien definido por el propio Alexis Leiva: líneas caóticas entre la figuración y lo abstracto, entre la paz y la ferocidad. Estos dibujos son el complemento ideal de cada una de las historias y acentúan la atmósfera densa que las recorre.

Luis Alexis Leiva, Un barrio silencioso, Azul Francia Editorial, 2019, 114 págs.

Luis Alexis Leiva es escritor y conduce el programa de radio El sonido y la furia. Anteriormente publicó la novela Grietas y el volumen Cuentos New Age.

Andres Casciani publicó ilustraciones, caricaturas e historietas en diversos medios de la Argentina, Chile, México y España.