#Netflix: recomendadas de febrero

0
291

Novedades, films retros, films postulantes a los Premios Oscar de otra épocas, dramas, documentales, comedias, aquí están nuestras 10 nuevas recomendaciones de lo que pueden encontrar en estos días en la plataforma de las plataformas.

Miss Americana (2020) este documental sobre Taylor Swift se estrenó hace unos pocos días en Netflix. Fue el film que abrió el prestigioso Festival de Sundance en su ultima edición. El recorrido profesional de la cantante, de la que hace poco publicamos critica de Lover su último disco, se intercala con la imagen personal. Todo un género ya estos documentales biográficos de músicas y musicos que incluyen imágenes casuales de los camarinos, los ensayos, las charlas en los livings. El más genuino tal vez, el de Amy Winehouse, del que también hemos hablado en este sitio. De éxito global, Taylor despliega aquí en primera persona su mirada sobre el mundo y tres momentos bien diferenciados que provocan en ella el comienzo de la lucha por el derecho de las mujeres y los homosexuales. El primer momento el ataque del cantante Kanye West en plena entrega de premio MTV, la segunda, el juicio por acoso a un productor y la tercera su pelea contra la designación como senadora de la republicana Marsha Blackburn. De aquella chica linda que adora el aplauso del publico a esta joven “americana” antitrump. Esto ultimo es lo mas interesnate del ocumental, repleto de preencias en recitales y ensayos de sus temas más famosos.

¿What the f* is going on? (2019) Interesante documental sobre el movimiento feminista en España. Con las principales referentes (sociólogas, directoras, humoristas, periodistas, filósofas, ilustradoras, políticas) dando su punto de vista sobre el estado del machismo en aquel país. Previo una definición del feminismo y aunque puede resultar algo tedioso, muchas muchas opiniones.

Sully, hazaña en el Hudson (2016): Clint Eastwood factory: un piloto experimentado, especialista en seguridad de vuelos transcurre los últimos años de su carrera. En el invierno del 2009, a pocos minutos de partir en un vuelo interno de la ciudad de Nueva York y tras un choque con una bandada de pájaros, deberá decidir en cuestión de segundos si su avión, con los dos motores fallados, podrá alcanzar el aeropuerto del que acaba de despegar o sobrevivirá a un aterrizaje forzado sobre el agua del frío invierno del Hudson. No sobra la visión de Sully en ocasión del estreno de su ultimo trabajo El caso de Richard Jewell

La La Land (2017) Descomunal exito del ao 2017. La La Land forma parte del esquema actual de final no feliz, con muchos puntos en común con Café Society. Muchos. Hija de una época y de lo que “se usa” o es “socialmente aceptado”. O más escépticamente, “comercialmente aceptado” o con un poco más de piedad “artísticamente aceptado”. Tendencias de un tiempo. Es interesante verla así. Y ya que estamos con ese director de Nueva York, él ya hizo volar a una rubia actriz de comedia levemente envejecida a la orilla del Sena (Hollywood y París como concepto de lo romántico otra vez), y hacer decir a todos “te quiero”.  Hasta los homenajes no son algo nuevo, porque aquel director francés que le dio amor a Hiroshima, lo había hecho mucho más que un año atrás. Ya conocemos esa canción.

Hasta el ultimo hombre (2017) cine bélico con la dirección de Mel Gibson. De duración épica, y religiosa por donde se la mire. El Salvador que protagoniza esta religión da por sentado que los hombres son malignos y el héroe freaky puede hacer algo por ellos, nunca matarlos, nunca defenderse, pero sí cuidarlos, acompañarlos, salvar sus cuerpos. Tampoco nunca convencerlos que la Guerra no es buena. ¿Hay mayor extremismo que ese? Los mártires son los que están en la base de la religión cristiana. Sin el significado de sus muertes atroces la representación institucional de la eclesía se debilita. Los mártires acompañan al Salvador, lo enarbolan.

El irlandés (2019) fue el acontecimiento de las postrimerías del 2019. Para muchos la mejor pelicula de ese año. El verdadero atractivo: la tríada de actores: Robert De Niro, Al Pacino y Joe Pesci. La historia: un anciano en mal estado físico; al borde de la decrepitud, cuenta (más aún: elije qué contar) buena parte de su biografía, centrada en lo que ocurrió tras haber participado de la guerra. Una de las premisas de la película sostiene que Sheeran volvió como una máquina de matar, un hombre que puede disparar con precisión para más tarde salir caminando como si nada hubiera pasado. Un film excesivo pero a la vez de una prolijidad exquisita, producto de un creador (Martin Scorsese) que se sabe clásico y entrega a Netflix una película cinematográficamente potente, lo que dice mucho de los tiempos que vivimos.

Los dos Papas: (2019) La fortaleza de Los dos Papas no está precisamente en su propuesta fílmica general sino, y casi exclusivamente, en el despliegue de sus dos actores, Jonathan Pryce como Jorge Bergoglio, y Anthony Hopkins como Benedicto XVI, realmente sus interpretaciones son un verdadero hallazgo. Un buen entretenimiento: se supone que el 99% de los diálogos entre ambos nunca existieron, vale la reconstrucción impactante de la Capilla Sixtina, espacio donde una de esas conversaciones tiene lugar, lograda en estudios cinematográficos romanos.

Manchester junto al mar (2017) una historia de seres rotos, irremediablemente partidos, destrozados, sin fe, sin destino.  Lee (Casey Affleck), un oscuro y timorato conserje en Boston se anoticia de que su hermano, el pescador Joe (Kyle Chandler) muere, y debe volver a su pueblo natal para reconocer el cadáver y estar en conocimiento de los deseos de su hermano para que sea tutor legal de su sobrino (Lucas Hedges). Una película que no se puede dejar de ver.

Whisky (2004) gran película uruguaya iniciadora de un despertar del cine de aquel país. Con particular sensibilidad, los tres personajes intentan construir una ficción que los haga felices. Peli de tiempos largos y poco diálogo y sobre todo de una enorme ternura.