¿Qué pasó en el cine español en 2019?

0
75

Comenzando con las famosas Plataformas fue un año en el que se notó el cambio avisado para la ficción española. NETFLIX estrenó 10 originales (la mitad fueron Series), AMAZON dio salida a 6 Series producidas en España y HBO puso en circulación 2 Series financiadas por ellos. Lo más destacable es “KLAUS” de Sergio Pablos, film infantil coproducido por NETFLIX que está nominado a los Oscar en el apartado de mejor película de animación.

Por lo demás, el Cine Español continuó dividido en dos grandes grupos de películas: uno comercial (MEDIASET & ATRESMEDIA) y otro más numeroso en cantidad de películas pero de menores presupuestos (RTVE y MOVISTAR PLUS). A resaltar que continuó la presencia de jóvenes mujeres cineastas al frente de interesantes propuestas.

MEDIASET recuperó su estrella con dos títulos: “Lo dejo cuando quiera” & “Si yo fuera rico”. Son comedias populares con temas cercanos al español medio que logró cautivar a la misma cantidad de espectadores en las salas: casi 2 millones, ocupando el segundo y cuarto lugar del top nacional. Y es que MEDIASET no experimenta, ya que sabe la fórmula que funciona. Es evidente que fabrican productos comerciales y lejos de los premios, pero son los mejores en esto.

ATRESMEDIA tuvo sus dos grandes aciertos en “Klaus” (comparte coproducción con NETFLIX) y en “Quien a hierro mata”: notable thriller con personalidad que sobrepasa el encargo para llegar a ser una película repleta de talento. Además, Luis Tosar, en su mejor año en mucho tiempo (a destacar también su sobrio trabajo en “Intemperie” de Benito Zambrano), hace una sobresaliente actuación.

RTVE resultó fundamental, pues exceptuando el caso de la película de Alejandro Amenábar, todas las producciones más interesantes existieron gracias a su financiación. “Dolor y gloria”, “La trinchera infinita”, “Lo que arde”, “Madre” Y “Buñuel en el laberinto de las tortugas” son lo mejor que se ha estrenado en este año que se pasó.

MOVISTAR PLUS tuvo el acierto de apostar por una película que a priori estaba llena de obstáculos. Me refiero a “Mientras dure la guerra de Alejandro Amenábar que apuesta por hablar de las 2 Españas, de política con mayúsculas y minúsculas, de reflexionar sobre lo que es ser español a lo largo de la historia y en la actualidad, nada más y nada menos. Y lo cierto es que sale indemne en el intento. Además, supo conectar con el público: 2 millones de espectadores para un film español que no es comedia es todo un fenómeno a resaltar. La película se apoya en convincentes actuaciones de actores que representan personajes históricos tan famosos como Francisco Franco y Miguel de Unamuno.

LAS 3 MEJORES PELÍCULAS

Dolor y gloria ”, dirigida por Pedro Almodóvar, nominada a 2 Oscar (mejor película extranjera y mejor actor protagonista). Es un retrato irónico y adulto en primera persona bastante cercano a la autobiografía del propio director manchego. Producción que se aprovecha de la soberbia interpretación de Antonio Banderas, en la que es lo mejor que ha hecho en su consolidada carrera como actor.

Madre” dirigida por Rodrigo Sorogoyen, apuesta por un camino poco transitado por el cine español. Drama introspectivo femenino repleto de momentos que entroncan con la actualidad más rabiosa y que profundiza con sutileza en sentimientos universales en los que todo ser humano puede sentirse identificado. La influencia de Isabel Peña en el guion se hace muy palpable y se antoja fundamental para el éxito logrado, al igual que el trabajo desgarrador y contenido a partes iguales de Marta Nieto, la intérprete protagonista, dueña absoluta de la función y que regala la mejor actuación del año cinematográfico español.

La trinchera infinita”, sigue la estela de “Handia” anterior película de dos de los tres directores, de este extraordinario trío de cineastas vascos: Jon Garaño, Aitor Arregi y José Mari Goenaga. Fue la mejor película de la Sección Oficial a concurso del último Festival Internacional de Cine de San Sebastián donde ganó los premios a la mejor dirección y al mejor guion, así como el premio de la Crítica. El film tiene sus mejores momentos en el primer tercio de metraje, pues la intensidad de la odisea del protagonista alcanza cotas impresionantes. De todas formas, aunque luego se mueva en situaciones episódicas hasta desembocar en un final anunciado, el buen hacer de Antonio de la Torre y Belén Cuesta logran que el interés no decaiga.

Logroño, 15 de Enero de 2020