Crítica de 4 Lonkos, de Sebastián Díaz

0
43

De cazadores de cráneos humanos, de extinciones, apoderamientos y profanaciones trata este nuevo documental de Sebastián Díaz, director de la valiosa La muralla criolla.

Como en aquella pieza, la tesis es clara: el proceso de conquista del “desierto” que el Estado argentino llevó a cabo durante el siglo XIX significó la solución radical al “problema del indio”. El marco teórico lo brindaban los intelectuales del proyecto,como Estanislao Zevallos, tres veces Ministro de Relaciones Exteriores y autor de esta frase reveladora: “La barbarie está maldita y no quedará en La Pampa los vestigios de sus huesos.

Y es lo que se expone aquí: un proyecto de desertificación sobre aquel territorio ocupado hacia el sur de la provincia de Buenos Aires, provocado por el Ejército y por la Ciencia (incluida la fotografía).

La idea de tomar como corpus central la vida y muerte de cuatro caciques que participaron de la lucha contra el ejército argentino es muy interesante, porque le permite al director, autor también de la investigación y el guión, trabajar con la revalorizacion de esos distintos grupos humanos que lucharon por sus tierras y sus comunidades; a la vez que revertir el lugar de gloriosos fundadores de la ciencia argentina (como tiene Perito Moreno, por ejemplo). Tres de ellos, Mariano Rosas, Cipriano Catriel y Juan Calfucurá, fueron muertos y sus tumbas profanadas. El cuarto, Vicente Pincén, apresado y luego de varios años, desaparecido. Cada uno es presentado en capítulos, con la explicación de su nombre real y el impuesto por los blancos. Abundan los testimonios de estudiosos y especialistas entre los cuales destacan los del antropólogo Carlos Martinez Sarasola y el de Marcelo Valko, precedidos por algunas palabras de Osvaldo Bayer. Abundante archivo fotográfico, lectura de párrafos de libros como el de Lucio V. Mansilla, Una excursión a los indios Ranqueles, y animaciones que ilustran situaciones sostienen una historia que es nada más ni nada menos que la historia argentina.

Cuatro generaciones después, la gran masacre que significó la campaña del desierto es revisada desde sus descendientes que reclaman la restitución de los cuerpos. La idea de una devolución masiva de cuerpos a sus familiares y principales continuadores de debates y luchas, y una disculpa de la ciencia y del Museo de la Plata es lo que forma parte de un revisionismo que significa también otra manera de pensar un proyecto de país.