León Ferrari en MNBA en 2020

0
913

Cumplidos los cinco años al frente de la dirección del Museo Nacional de Bellas Artes, Andrés Duprat deberá dejar su cargo a mediados del 2020 y el Museo más importante de Argentina llamar a concurso para nuevo Director. Mientras tanto, en abril impactará sin dudas la primera gran retrospectiva de León Ferrari a 100 años de su nacimiento. Se anticipa esta muestra a la que tendrá lugar en julio en el Museo Reina Sofía, de Madrid y e la que en 2021 tendrá lugar en el Centro Pompidou, de París.

Quedó atrás aquel mal trago del año 2014 sobre el supuesto levantamiento de una retrospectiva de Ferrari en el Museo debido a la asunción del Papa Francisco. El artista argentino más reconocido a nivel internacional también fue el que más fuertemente se enfrentó desde su obra con los preceptos eclesiásticos.

Sobra se centró en la religión, las guerras y la intolerancia y alcanzó su punto máximo en 2007, cuando fue elegido mejor artista en la Bienal de Venecia, el mayor galardón de una de las bienales más prestigiosas del mundo.


“Yo no sé si lo que hago tiene que ver con que mi padre haya construido iglesias”, dijo alguna vez el reconocido artista sobre su progenitor, quien también hizo el claustro de Nueva Pompeya. A principios de los años 50 viajó a Italia, donde comenzó a hacer esculturas de cerámica y realizó su primera exhibición individual en Milán, y en 1955 regresó a Argentina, mientras que en los años 59 y 60 realizó tallas en madera y estructuras de alambres, primero entrelazados y luego soldados.En 1962, durante su segundo viaje a Italia, realizó la primera escritura abstracta, ininteligible, serie que continuó hasta su muerte y que elaboró en distintas variaciones.

Una de sus obras más impactantes la realizó en 1965, para el Premio Di Tella: “La Civilización Occidental y Cristiana”, una escultura que muestra a Cristo Crucificado sobre un avión bombardero estadounidense, que en su momento aludía a la guerra de Vietnam pero que recobra significado a lo largo del tiempo.

Formará parte de la muestra del MNBA el Cristo, que prestará el MALBA, y el centenar de obras producidas entre los años 50 hasta su muerte en 2013: los infiernos, la serie Braille, las ilustraciones del Nunca Mas, collages, esculturas, dibujos, pinturas. Obra que cuida celosamente la Fundación que lleva su nombre y que verá la luz el 7 de abril en lo que y seguramente será el acontecimiento del año de las Artes Visuales.