Crítica de “Tabaco”, de Jeanette Lococo

0
53

Desde su oficina de Miami, el protagonista evoca su vida como piloto de avión, y en ese recuerdo aparecen distintos personajes insatisfechos que buscan en el hacer una manera de escaparse de la realidad, pero también de sí mismos.

Salvando las distancias, cuando leía Tabaco, recordé Vuelo nocturno, de Antoine De Saint-Exupéry, quizás porque la aviación no es un tema tan frecuentado o, al menos, no tanto en la literatura argentina y no tengo otra referencia al respecto más que el libro del autor de El principito. En ambas obras el volar es algo más que trasladarse espacialmente; como pasa con todo viaje, es un camino también interior. Ese elevarse, además, puede tomarse como la metáfora de un crecimiento personal o de un autoconocimiento necesario para aceptar la vida. “No pedimos ser eternos; pedimos tan solo no ver que los actos y las cosas pierden de repente su sentido. El vacío que nos envuelve, se hace entonces patente”, dice el autor francés, y estas palabras bien podrían aplicarse a los personajes de Lococo que intentan llenar esa carencia existencial que los caracteriza.

El protagonista escribe su historia que se entrecruza con la de todos aquellos que compartieron sus días como piloto. En esa escritura se traduce la creencia de que “uno vive toda una vida nada más que para justificar unos pocos momentos en los que pasa todo lo que la define”. Clarita y su esposo, quien cuenta la historia; Diana y Pepe; Gilberto y Vilma son algunos de los personajes que buscan “acomodarse” a una realidad que no es totalmente lo que soñaron para ellos. Sobrevolando esas historias está “la” historia de la Argentina y la de Paraguay, pero también la de otros países de Latinoamérica. Estamos en la pre y posdictadura, y el contrabando áereo es una clara imagen de la corrupción que reina en los gobiernos.

La inseguridad, el destino, el amor y el deseo, el rol de la mujer son otros de los temas que están por detrás de un argumento que privilegia la narración; el texto es una suerte de novela de aventuras contada a partir de un ir y venir de ese presente del protagonista cuando pasaron quince años de los hechos principales.

Tabaco es una novela entretenida en la que Jeanette Lococo sabe cómo atrapar al lector presentándole el trasfondo de un mundo poco conocido por la mayoría.

Jeanette Lococo, Tabaco, Hojas del Sur, 2018, 224 págs.

Jeanette Lococo es una escritora argentina que ya tiene publicado un volumen de cuentos, Cinco generales sordos (2011).