Crítica de “La casa de las palomas”, de Victoria Hladilo

0
70

En La casa de las palomas, Paula quiere que todo salga perfecto para el cumpleaños de su hijo. Para eso contrata a un animador, busca la ayuda de su empleada, y el apoyo de sus padres y de su marido. La fiesta infantil como telón de fondo llega como un eco mientras en la cocina se despliega el verdadero conflicto de esta comedia dramática.

Lo que está detrás de uno de tantos cumpleaños es la crisis del matrimonio de Paula, pero en especial el deterioro físico y mental de su padre que requiere todo el cuidado porque se olvida de las cosas o pone en peligro su vida. Su madre, mientras tanto, no se resigna a vivir pendiente de un marido que ya no es lo que fue. La obra trabaja entonces dos planos, uno donde el humor da como resultado situaciones muy graciosas, y otro que pone en evidencia los miedos, los prejuicios y los deseos de todos los personajes.

Victoria Hladilo aborda, además, el tema de las diferencias sociales y los estereotipos de clase. Por más amables y simpáticas que sean Paula o su madre con la empleada, no dejan de recordarle cuál es su lugar, y lo mismo ocurre con el animador. Si las clases más “bajas” luchan por la subsistencia y por hacer changuitas para tener un peso más, la clase alta planea grandes inversiones en las que no falta la sombra de la estafa.

Roxana Randon, José María Marcos, Emiliano Díaz, Victoria Hladilo, Mercedes Quinteros, Darío Miño actúan muy bien, tanto que por un momento los espectadores nos olvidamos que asistimos a un espectáculo y sentimos que estamos frente a la vida misma.

También los espacios forman parte de los aciertos de la obra. La cocina es el ámbito que unifica, el que rompe las fronteras entre los personajes. No casualmente está ubicada detrás de la fiesta: frente a la alegría del festejo –lo aparente, lo superficial–, está lo oculto, lo verdadero, el lugar del drama donde aparece otro gran tema que sobrevuela el texto: la muerte. Gracias al espacio, además, la obra gana en ritmo a través de la entrada y salida de personajes por las diferentes puertas abiertas hacia lo que ocurre fuera de escena pero que repercute en las cuatro paredes de la cocina.

Victoria Hladilo es dramaturga, actriz y directora, y ganó la Beca de Fondo Nacional de las Artes para escribir La casa de las palomas, una obra que trabaja muy bien los resortes de la comedia dramática.

Ficha artístico-técnica

Dramaturgia: Victoria Hladilo; Actúan: Roxana Randon, José María Marcos, Emiliano Díaz, Victoria Hladilo, Mercedes Quinteros, Darío Miño; Supervisión dramaturgia: Joaquín Bonet; Vestuario: Laura Staffolani; Diseño de escenografía: Manuel Vignau; Realización de escenografía: Lau Roldán y Antuan Veloso; Diseño de luces: Sandra Grossi; Diseño sonoro: Ignacio Viano; Voz en off: Catalina Auge; Música original: Antonio Abadi H.; Diseño gráfico: trineo.com.ar; Prensa: Marisol Cambre; Fotografía: Luis Abadi; Producción ejecutiva: Poppy Murray; Asistencia de dirección: Catalina Auge y Manuel Vignau; Dirección: Victoria Hladilo 

Domingo, 21 h; El camarín de las Musas, Mario Bravo 960, CABA; Localidades: $400, Alternativa teatral; Estudiantes y jubilados: $300 (con credencial); Menores de 30 años: $200 (con DNI); 2×1 con Club La Nación; Duración: 70 minutos; Hasta el domingo 24 de noviembre