Assemblage#20, Des statures végétales, en París

0
78

Assemblage#20, Des statures végétales, en Julio Artist-run Space, París, Francia.

Exclusivo desde Paris, para Leedor.com

La Galería Julio Artist-run Space, París, presenta la  exposición Assemblage#20,  Des statures végétales, un proyecto expositivo propuesto por la curadora Pauline Lisowski.

Des statures végétales reúne a los artistas Atsunobu Kohira (Japón), Rosana Schoijett (Argentina) y Jacques Vieille (Francia).

Según las palabras de la curadora Pauline Lisowski: “Los vínculos que creamos con las plantas nos conectan a un lugar. Esta exposición teje relaciones entre el interior y el exterior, entre lo  natural y lo artificial.

 Atsunobu Kohira utiliza materiales como el carbón que transmiten una  forma de energía, y poseen una profundidad temporal. Jacques Vieille crea correspondencias entre las estructuras de las formas de la naturaleza y los motivos arquitectónicos. Rosana Schoijett da una segunda vida a los libros ilustrados para ayudarnos a descubrir regiones imaginarias.

Las obras de los artistas cambiarán nuestra percepción del espacio. Se trazarán otros recorridos entre lo orgánico y lo geométrico a través de nuevas formas de paisajes para repensar  nuestra relación con la naturaleza.”

La Galería Julio Artist-run Space, es la sede de un proyecto coordinado por dos artistas argentinas residentes en París: María Ibáñez Lago y Constanza Piaggio, donde se exhiben  artistas latinoamericanos y artistas residentes en Francia,  tanto consagrados como emergentes.

En la exposición actual, Des statures végétales, podemos observar cómo la obra de cada uno de los artistas que integran esta exhibición,  participa en alguna medida de la relación entre la naturaleza y la arquitectura. Des statures végétales, puede pensarse como lo que se levanta, lo que se erige, tanto en lo que se refiere a las estructuras naturales como artificiales.  

La obras que exhibe Rosana Schoijett son dos retablos: uno, montado sobre el muro y otro que puede verse desde dentro y fuera, a través de la vidriera de la Galería,  sobre una base suspendida, desplegándose como un objeto precioso. El formato retablo, permite articular las  partes de la obra, abriéndolo y cerrándolo como si fueran las páginas de algunos de los libros utilizados para crear esos maravillosos paisajes imaginarios. Las imágenes, tomadas de libros de los años 60, impresas en heliografía, están finamente recortadas y ensambladas con  costuras que las atraviesan del lado del revés. Sus collages, se presentan en forma de imágenes superpuestas constituyendo una especie de diorama, avanzando en relieve hacia el espectador.

Jacques Vieille presenta una fotografía cenital de gran formato y una pequeña obra de materiales diversos. En la  fotografia, realizada en  ocasión de una instalacion en una galería de Milán en el año 1984, se observa un espacio rectangular de arquitectura clásica sostenido por columnas, e intervenido por el artista con otras columnas apoyadas sobre el piso del lugar,  construidas con listones de madera  de colores claros y neumáticos de goma negra. Los listones de madera, sugieren las estructuras acanaladas de la columna, así como los neumáticos la base y el capitel.  La segunda obra que presenta, de 2019, está realizada con materiales diversos, acentuando el  contraste entre diferentes texturas y un fragmento de tronco de cactus. En ambas obras, surge la correspondencia entre las estructuras de las formas naturales y las estructuras propias de la arquitectura, como bien señala Pauline Lisowski.

Por último,  Asunobu Kohira, muestra un conjunto de tres obras: un gran dibujo realizado en una de las paredes de la Galería, que se construye a partir de líneas diagonales que parten de un enchufe, como fuente generadora de energía que las proyecta, y dos flores secas que dialogan entre sí,  cubiertas  por una fina malla tejida con grafito que las contiene. Estas dos obras, una sostenida sobre el muro, y la otra sobre una base, como erigiéndose desde la tierra-piso, son de una gran fragilidad, y nos recuerdan el paso del tiempo y la condición efímera de la que participamos,  tanto los seres vivos,  como las estructuras arquitectónicas construidas por el hombre.

En Julio Artist-run Space, 13 rue Juillet, 75020, Paris, France, hasta el 5 de octubre.

Puede visitarse los viernes y sábados de 17 a 19 hs con cita previa.