“Llevando el sol de la mano”: Maria Lai en el MAXXI de Roma

0
42

Exclusivo para Leedor desde Roma

- Publicidad -

   El Museo de Arte Contemporáneo de Roma (MAXXI) expone estos días la obra de Maria Lai, gran artista sarda cuya obra está marcada de manera indeleble por sus orígenes y por las tradiciones mas arcaicas de Cerdeña

     La parábola humana de Maria Lai empieza en Ulassai, en 1919 y termina en Cardedu, en el 2013, una vida longeva y riquísima de experiencias humanas y artiticas.

   En el medio pasará por escuelas de arte de Venecia y Roma y frecuentará a los artistas de una época de innumerables movimientos culturales manteniendo siempre su originalísimo modo de hacer arte : “Jugaba con gran seriedad y a un cierto punto mis juegos fueron llamados arte”- dijo una vez de sus obras.

    En el caso de Maria Lai no es posible hablar de ingenuidad. Sus juegos en realidad son el fruto del perenne estupor con el que mira, observa y utiliza sus descubrimientos del mundo que la rodea. Su trayectoria está atravesada por la riqueza de sus investigaciones en las que conjuga con un lenguaje particular y poético un mundo arcaico como es el de su Cerdeña natal con la contemporaneidad.

   A cien años de su nacimiento, el MAXXI de Roma le dedica una amplia muestra de obras en parte inéditas bajo el título “Teniendo al sol de la mano”, una de las primeras obras de la artista – un libro de tela burda cocido y bordado-  en la que ya están presentes los elementos que caracterizarán su incesante búsqueda: la palabra, la universalidad del arte que derriba fronteras geográficas y su vocación de enseñar.

     La muestra está distribuida en cinco secciones, cada una de las cuales retoma algunos hilos sueltos de precedentes obras de la artista, formando así una historia entretejida, como las telas de los telares sardos.

     Las secciones tienen títulos que son citas de la artista: “Ser y tejer”, “El arte es el juego de los adultos”, “Paisaje: desparramar y compartir”, “El viajero astral: imaginar otros territorios” y se puede escuchar la voz de Maria Lai gracias a un montaje de materiales inéditos realizados por el cineasta Francesco Casu.

    Finalmente hay toda una sección que documenta la extraordinaria perfomance realizada en 1981 en Ulassai, su pueblo natal “Atarse a la montaña” , protagonizada por los habitantes.

       Maria Lai reinterpretó una antigua leyenda que narra la milagrosa salvación de una niña durante un desmoronamiento y ayudada por los habitantes ató todas las puertas, las calles y las casas con 27 km de cinta celeste. La operación duró tres días: el primer día fueron cortadas las tiras, el segundo fueron distribuidas y el tercero atadas por todos los habitantes incluidos los legendarios pastores sardos que viven por lo general aislados en las montañas.

   Además de esta y otras intervenciones en el territorio, la obra de Maria Lai se extendió al teatro y a la música y llego a la Bienal de Venecia en el 2017, como corolario de una serie de exposiciones en galerías y museos, sobre todo en la ultima década de su vida.

   Su ultima obra “Yendose”, del 2012 fue un homenaje– una inmensa tela hecha en los telares de algunas tejedoras sardas- instalada  junto al monumento fúnebre de Grazia Deledda, la  extraordinaria escritora a la que se sentía muy vinculada.

   Maria Lai y Grazia Deledda son las figuras más representativas del inmenso patrimonio cultural sardo, arcaico y al mismo tiempo universal, narrado por ambas con el lenguaje común de la poesía.

Foto ©Musacchio, Ianniello & Pasqualini Gentileza MAXXI
Foto ©Musacchio, Ianniello & Pasqualini Gentileza MAXXI