Piedrabuena, el navegante del desierto. Más que un homenaje, e interesante juego teatral.

0
83

Luis Piedrabuena, uno de esos pioneros patagónicos de los que hemos escuchado pero poco sabemos, tiene su homenaje en una obra de teatro. Pero se trata de su entidad como hecho Teatral precisamente lo que da pie a un doble juego donde la creación y la superación de problemas tienen un ida y vuelta que combina reflexión y generan interés. 

- Publicidad -

Con dirección y libro de Daniel Di Cocco, parte de la historia real del naufragio de Piedrabuena cerca de la Isla de los Estados en 1873 y las peripecias que vivió con su diezmada tripulación. Contra condiciones adversas, construyó otra embarcación con los restos de la original, superando indisciplinas y escepticismos.  Se busca un paralelo también con la situación actual y la elección de este pionero, colonizador y defensor de los derechos argentinos en la Patagonia, no es arbitraria.

Una roca con intenciones de cartel indicador decía Aquí termina la Argentina/Se rescatan náufragos. Y eso es lo que el comandante hizo durante años en los mares del sur, después de una vida de novela en los Estados Unidos…y hasta un contacto con el teatro que es bien aprovechado en el texto. La puesta es hipnótica. Y el grupo de actores, los veteranos Oscar Cassino, Edgardo Ibáñez (muy bien como Piedrabuena), Carlos Marchesi y Edelmiro Menchaca Bernárdez, cubren tanto los roles de los marinos como otros menesteres de la producción. Una obra que toma un hecho real para rescatarlo de las aguas del olvido, con encanto y misterio. 

Duración: 50 minutos. 

Precio de la entrada: a la gorra. 

Teatro: la Ranchería, México 1152, Buenos Aires. 

Funciones: viernes 20.30 horas. 

Reservas (indispensable): Alternativa Teatral.