Unánime aplauso para J´accuse de Roman Polanski en medio de la polémica en #MostraVenecia2019:

0
170

Roman Polanski recibió hoy en Venecia el aplauso unánime de la critica, por su película “J’accuse”, un film poderoso con grandes actores incluidos algunos de la Comedie Francaise,  que habla de temas que siguen muy vigentes como la injusticia, el antisemitismo y la necesidad imperiosa de conocer la verdad.

     Polanski fue el gran ausente de este tributo a su cine y su película que ya muchos consideran candidata a llevarse el Leon de Oro de la “Mostra” , estuvo a punto de no ser exhibida.

     La decision de la presidenta del jurado Lucrecia Martel de no participar en la gala prevista para presentarla al publico provoco la amenaza de los productores de retirarla de la competencia

   El director franco-polaco tiene una condena firme en Estados Unidos  por un caso de abuso sexual de una menor en 1977 y podria ser extraditado.

    Martel habia dicho que vería la pelicula pero que no asistiría a la gala de presentación porque no estaba dispuesta a aplaudir a Polanski y los productores estuvieron a punto de retirarla.

     Pero hoy la critica dio su veredicto y una salva de aplausos saludo a los actores protagonistas, incluida la actriz francesa Emmanuelle Seigneir, su esposa desde hace tres décadas y a los representantes de la co-produccion franco-italiana, que incluye la Rai, la radiotelevision nacional italiana, cuando se presentaron ante la prensa,

     Lucas Barbareschi, actor y productor tuvo a su cargo evitar cualquier tipo de polémica y declaró al público que ellos hicieron posible la realización del film y el jurado deberá tomar sus propias decisiones, así como el público .

   Todos los actores fueron unánimes en considerar una experiencia extraordinaria el haber trabajado con Polanski, un director “muy exigente” pero que hace todo con mucha seguridad y precisión preparando meticulosamente todas las tomas.

  Louis Garell – que interpreta a Dreyfus- destacó que si bien conocía el caso se había sentido muy involucrado por el tema de la “verdad” y dijo que era muy necesario mostrar este film considerando que en Francia “el antisemitismo aumento en un 70 por ciento después de la Segunda Guerra Mundial.”

     Dujardin tambien habló de su experiencia de actor bajo la dirección de Polanski, del orgullo de haber podido trabajar con el y le agradeció la confianza que había depositado en él al elegirlo para interpretar ese rol.

       El actor frances tiene a su cargo interpretar los diferentes estados de ánimo del oficial Georges Picquart, puesto al frente del servicio de espionaje del ejercito a medida que descubre que sus superiores hicieron todo lo posible por tapar la verdad haciendo de Dreyfus un chivo expiatorio de un supuesto caso de espionaje.

    Emmanuelle Seigneir, su esposa en la vida real y amante de Picquard en el film, dijo que no conocía muy bien el “caso Dreyfus” antes de empezar el rodaje- ella interpreta la compañera de Picquard- pero si podía decir que a su marido “lo acompaña un sentimiento de persecución desde hace años”.

   La película es una reproducción minuciosa, casi maníaca de los pormenores que llevaron a la acusación y a la condena por “alta traición”de Alfred Dreyfus, un brillante oficial francés acusado de espionaje pero que en realidad fue victima del antisemitismo que reinaba en el ejercito.

   El caso empezó en 1894 y terminó recién en 1906 con la rehabilitación de Dreyfus, pero durante los 12 años que duró su exilio, las polémicas sobre el proceso provocaron  la reacción indignada de políticos e intelectuales como el escritor y periodista Emile Zola que lanzó desde las páginas del vespertino “Aurore”, su célebre “J’accuse” contra políticos y las altas jerarquías militares que crearon el “caso Dreyfus”.

   Si bien esta parte de la historia es muy conocida Polanski, centra su film no en la figura de la “victima” –Dreiyus- sino en la del “héroe”, el coronel Georges Picquart, un prestigioso oficial que se declara anti-semita, pero a medida que investiga el caso descubre la superficialidad del proceso y la inexistencia de las pruebas que llevaron a su degradación publica y al aislamiento y la prisión en una isla remota de la Guyana francesa.

   Picquart, el gran protagonista del film, esta interpretado de manera muy convincente por Jean Dujardin , premio Oscar en el 2011 como protagonista del film mudo “El Artista”.

    La decisión de realizar la película en francés también se debió a la necesidad de Polanski de adherir a la verdad al máximo así como la elección de la columna sonora que tiene que ver mas con un thriller que con un drama como el que se desenvuelve.

   “Un caso similar podría repetirse porque se dan todas las circunstancias: acusaciones falsas, superficialidad judicial, magistrados corruptos y sobre todo las redes sociales que te condenan sin un justo proceso ni un derecho a replica fue la declaración de Polanski al escritor francés Pascal Bruckner en una inusual entrevista que apareció hoy en el sitio norteamericano Deadline.

    “Un film como éste me ayuda mucho porque me reencontré con experiencias personales, la misma determinación a negar los hechos y a condenar sin conocer los hechos”, dijo Polanski despejando cualquier duda sobre la identificación del director de 86 años, con Dreyfus, un verdadero “J’accuse”, personal film realizado en 120 minutos con verdadera maestría.