Anna-Lisa Marjak y sus retratos censurados inauguran en Espacio Soler

0
432

Las obras censuradas de la artista argentina Anna-Lisa Marjak, que conformaban la exposición Mujeres Argentinas Célebres y tenía fecha de inauguración para mediados de agosto, podrán verse finalmente en una nueva propuesta en Espacio Soler.

El proyecto tenía sello de dos improntas empresariales: el hotel Sileo y la marca automotriz Fiat, pero fue dado de baja por decisión de la artista, ante la censura que sufrieron tres de sus obras, los retratos de Chicha Mariani, Azucena Villaflor y Cris Miró, aludiendo un rechazo a esas presencias por sus perfiles políticos y de género.

Frente a esto, la galería Soler, coordinada por dos artistas, Adriana Albi y Jackie Simsolo, convoca a Anna-Lisa y le ofrece su espacio en Soler 5072, ni bien se entera de lo sucedido. A esto se suma la curadora Kekena Corvalán, estrechando un círculo potente que implica la historia de otras luchas contra la censura, porque las cuatro personas mencionadas han sufrido, en los últimos años, actos de censura. 

Albi y Simsolo, integrando el dúo TAS, sufren la censura de su obra Ausencias en 2017, cuestionándose su exhibición para la Noche de los Museos de ese año en el Archivo de la Memoria sito en el Espacio de Memoria Ex Esma, por parte de la gestión actual de la subsecretaría de Derechos Humanos de la Nación, porque la escultura, realizada en 2014, les “daba muy Santiago Maldonado”. (Ver nota en leedor, en este vínculo).

Kekena, por su parte, sufre la censura curatorial, con orden de quitar su cara y su nombre de las publicaciones oficiales de la mencionada subsecretaría, en relación a una obra, María Feminista, de Silvia Lucero, en la exposición #paratodestode realizada en el Centro Cultural Haroldo Conti (ver nota en Leedor, en este vínculo).

La exposición de Anna-Lisa que se inaugura en Soler el martes 3 de septiembre, exhibe 34 pinturas en acrílico sobre tela de Anna-Lisa realizadas en los últimos 3 años, que conforman un hermoso atlas collage de mujeres célebres de la cultura argentina.  Allí figuran escritoras, Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, actrices, políticas, luchadoras feministas, en formato pequeño y mediano.

Estas mujeres son: Carola Lorenzini,la primera aviadora; Aimé Paine, cantante Mapuche;
Victoria Ocampo, escritora; Mercedes Sosa, cantante; Azucena Manzano, cantante de  tango; Silvina Ocampo, escritora; Lola Mora, escultora; Aida Carballo, pintora; Eva Perón, política; Alejandra Pizarnik,poeta; María Elena Walsh, cantautora; Alfonsina Storni, poeta; 
Nini Marshal, actriz; Estela Canto, escritora; Libertad Lamarque, actriz; Tita Merello, actriz; Amalita Fortabat, empresaria; Alicia Moreau de Justo, médica, feminista; Julieta Lanteri, primera mujer que votó; Cecilia Grierson, primera mujer médica; Nélida Lobato, vedette; 
Cris Miró, vedette; Finlandia Elisa Pizzui, primera mujer arquitecta; Irma Roy,actriz y diputada; Beatriz Taibo, actriz; Marta Lynch, escritora; Luisa Mercedes Levinson, escritora; Sara Gallardo, escritora; Raquel Forner, pintora; Susana Campos, actriz; Norah Borges, pintora; María Luisa Bemberg, cineasta; Chicha Mariani, abuela de plaza de mayo; Azucena Villaflor, madre de plaza de mayo.

En palabras de la curadora: “El proyecto estético de Anna-Lisa es muy interesante, una práctica de visibilización de grandes mujeres que se cruza con lo autobiográfico y con su propio sistema de obra, su propia manera de pintar y de poner el cuerpo en lo que puede ser un juego poético-político que revalora la figura y reinstala nombres consagrados en algunos casos, que a momentos parecen dejados de lado. Pienso en los casos de escritoras como Sara Gallardo, y de magníficas actrices, como Susana Campos. Pero a esto hay que agregarle el contexto, es decir, la potencia de que nos juntemos un taller/galería de arte coordinado por dos artistas censuradas, solidarizándose con otra compañera que ha vivido la misma situación bochornosa, y convocando a una curadora censurada, para hacer una exposición, que además despierta el apoyo de toda una comunidad. Y si a esto le sumamos que otra mujer, la destacada Rita Segato no duda en venir a conversar del asunto, la cuestión se transforma en una amorosidad plena, de pulso extradisciplinar, que tanto tiene que ver con la marea verde que nos ha enseñado a luchar disfrutando desde la política del deseo y el estar juntas”.

Sin Censura. Retratos de Mujeres argentinas que ya no están. Anna-Lisa Marjak
Desde el 3 de septiembre. 18 horas Conversatorio con Rita Segato.
Curaduría Kekena Corvalán
Soler Espacio de Arte, Soler 5072 CABA.
Apoya leedor.com

Ilustra la nota: detalle del retrato de Cris Miró, de la artista expositora.