Crítica de “Pública intimidad”, de Camilo Romero Maturano

0
53

Pública intimidad remite a una de las características de la poesía que nace de lo más profundo del creador, pero que se comparte desde el momento en que pasa a publicarse de una u otra manera. De ahí que haya ciertos temas reiterados en los poemas de autores de diferentes épocas y lugares, porque hay experiencias que son comunes a todos, hombres y mujeres. De esas experiencias nos habla el libro de Camilo Romero Maturano.

En la poesía contemporánea, además, hay una corriente de textos que buscan lo poético en lo cotidiano: desayunar, mirar por una ventana, despertarse por la mañana…, cualquier hecho, por más común que parezca, puede ser reflejado con una mirada poética. Lo importante que subyace detrás de cada imagen es la presencia de temas universales: la construcción del amor, la infancia y el recuerdo, el tiempo. También hay ciertas descripciones que nos remiten a una simbología que se reitera en la literatura: la lluvia, el mar, la ciudad, el aire, los pájaros, todos asociados a la libertad, o a la opresión y la rutina; al cambio o a lo que permanece: “Sentate en la arena, / que las olas toquen tus pies. / Las manos en el agua, / los dedos a través de ella. / Lo congela todo, incluso este instante, / incluso aquella fecha”.

Otro de los temas que recorre el libro es el de la escritura. Encontrar la palabra justa es una de las aspiraciones primeras de un poeta, pero el lenguaje se presenta como algo difícil de asir, como una materia que se nos escurre. Sin embargo, el poema es la manifestación de la esperanza del creador que corrige, cambia de lugar, borra palabras para llegar a lo que realmente quiere decir o, al menos, para contarnos que aspira a encontrarlo: “y algún día, / también, / voy a arreglar / esta máquina de escribir, / lo juro”. En este sentido, en el epílogo, el autor habla de su propio proceso de escritura, de la génesis del libro, del miedo a la página en blanco y del deseo de publicar.

Pública intimidad se estructura en dos partes Monoambiente y Turista y otros poemas en prosa con el hilo conductor de la búsqueda de la imagen poética en todo lo que nos rodea. Hay, además, una búsqueda de romper con las estructuras que imponen el verso y la estrofa, y un deseo de jugar con las palabras y con el espacio que ofrece la página, como se ve en los últimos poemas de la primera parte.

Cada vez que leo un libro de poemas de un escritor joven, celebro la persistencia de la poesía que, como decía Federico García Lorca, “no necesita adeptos, sino amantes”.

Camilo Romero Maturano, Pública intimidad, Niña Pez Ediciones, 2019, 86 págs.