Lucia Wataghin: Literatura nacional de Brasil y el problema de las traducciones

0
35

Como es habitual en la Facultad de Filosofía y Humanidades (FFyH), se llevó a cabo un curso de posgrado abierto a toda la comunidad interesada. Una de las profesoras dictantes, Lucia Wataghin, fue invitada de la Universidad Estatal de San Pablo (USP), donde es profesora de “Literatura italiana”. El curso sobre “Voces femeninas en el horizonte poético italiano del Siglo XX: Antonia Pozzi, Amelia Rosselli y Alda Merini” se realizó la primer semana de agosto en la Escuela de Letras de la FFyH de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC). Además, brindó una conferencia en la Sede de cursos de italiano del Instituto Italiano de Cultura de Córdoba. La entrada fue libre y gratuita la lengua, la italiana. A pesar de que su visita se dio en el marco de la temática de las voces femeninas de la poesía italiana, en este encuentro, optó por tomar un tema más amplio relacionado con la literatura nacional de Brasil y el problema de las traducciones. Es así, que podemos descubrir el gran impacto que producen las traducciones, su influencia y complejidades.

La literatura italiana ingresa en el sistema literario brasileño a través de la traducción, lo mismo que sucede entre todos los países de diferente lengua. Lo cual significa el contacto y un aporte particular a la literatura de llegada. Para pensar esto, lo primero que considera de importancia Lucía en su conferencia es la relación literatura, cultura y nación, sumado al problema de la lengua y, particularmente, el de la traducción. Asimismo, los autores y los libros que son traducidos dependen de los editores, del prestigio, de los giros políticos y de la llamada literatura mayor ante la menor o periférica.

Siempre estamos hablando de una red de relaciones. Así, el panorama brasileño y el argentino van a ser necesariamente diferentes. Para entender esto, la profesora Wataghin considera tres puntos importantes. El primero, la idea de que la literatura o la cultura nacional y traducida conforman un polisistema, es decir que están en constante contacto y mutua influencia, esto reafirma a la literatura como un universo. En segundo lugar, hace alusión al crítico italiano Franco Moretti, quien piensa en una literatura mundial a la manera de una red global, ya que considera la noción de literatura nacional como obsoleta. Además, sitúa a la lectura en un mapa mundial y construye la idea de lectura distante la cual remite a un panorama más amplio y se aleja de la técnica de close reading tan extendida en el campo anglosajón. Por último, Lucía se refirió puntualmente a la investigación, al trabajo del investigador que necesariamente tiene que ser comprendido en la cooperación de múltiples disciplinas. Esto quiere decir que si nos situamos en el campo literario, las investigaciones van a desarrollarse en una red en la que se encuentran en contacto con las nociones de la sociología, la política, la filosofía, la antropología. Esto da cuenta de la importancia del trabajo en equipo, como nos explicaba Lucía, un trabajo en grupo necesario que significa, a su vez, un panorama en movimiento. Esto último lo podemos relacionar con las múltiples investigaciones en simultáneo, los aportes que se van produciendo que favorecen el desarrollo plural.

Volviendo al tema de la traducción, lo cierto es, que tal y como pudimos comprender, las obras que llegan no siempre lo hacen por su valor inmanente, sino que depende de cuestiones políticas, relacionadas al mercado, entre otras razones extraliterarias. Asimismo, el mapa de lecturas no coincide con el de una lengua, ni con una nación, por lo que la traducción sería una herramienta para superar las distancias y romper las fronteras territoriales.

En línea con lo que nos venía planteando, la profesora de la USP nos presentó el proyecto que llevan a cabo con su equipo de investigación  de un diccionario virtual on-line. El cual ordena por títulos acompañados por breves descripciones las obras italianas que se encuentran traducidas al portugués en la variedad brasileña. Este trabajo requiere del aporte de un bibliotecólogo y busca utilizar las herramientas a disposición y facilitar el conocimiento de los recurso.

Seguidamente, dio lugar a un espacio para preguntar y hablar de los casos particulares. En este sentido, los autores italianos fijos en el sistema literario de Brasil son Dante, Maquiavelo y Pirandello. De los cuales se encuentran infinidad de versiones traducidas. Los autores que se pueden considerar clásicos de siglo XX y significan éxitos en ventas son Eco, que comienza con el best seller El nombre de la Rosa, y Calvino de ya un éxito sólido, con toda su obra completa traducida. Un caso que introduce una problemática diferente es el de Camilleri, ya que escribe en siciliano, por lo que existe una dificultad insuperable en la lengua; aún así, es más traducido que Natalia Ginzburg, tal y como ejemplifica Lucía. También hay autores que son muy populares en Argentina como Pavese, y en Brasil apenas han sido traducidos.

Referencias a los longseller y best seller, le fueron necesarias para explicarnos el movimiento de los libros y el conocimiento de autores en el mercado editorial. Usual es descubrir que libros que entran en masa al mercado y son muy vendidos, resisten poco. Pero también es importante considerar el mercado de libros usados, el cual significa una recirculación o vuelta al sistema económico. Asimismo, el cine puede plantear otro movimiento en la inserción o reinserción de la literatura en el mapa de lecturas de una región o a nivel global. Además, hay casos particulares que pueden ir de la venta en masa al interés intelectual y trabajo académico como es el de Elena Ferrante, de la cual se conocen algunas tesis específicas. Otros casos como el de Moravia que fue un best seller y tuvo más de 25 traducciones en Brasil, pero desde los ‘90 que ha caído en profundo silencio.

A modo de conclusión, Lucia Wataghin acepta el elemento aleatorio como parte de la construcción de un canon literario y del grado de éxito de un autor o un libro. Por ello, ni el mismo Dante sería capaz de mantener una monarquía absoluta, tampoco en Italia. Asimismo, para completar el panorama de traducción hay que tener en cuenta las diferentes variedades de una lengua; esto quiere decir, que así como en Argentina encontramos dificultad y obstáculos en la lectura de una traducción española de la península; Lucía afirma la misma problemática en las traducciones portuguesas de la variante de Portugal ante la brasilera. Así también casos donde la traducción se realiza desde una segunda lengua, por ejemplo, un autor italiano traducido al francés y del francés al portugués de Brasil. Otro punto importante es el financiamiento de los gobiernos y las políticas que afectan a la cultura, por ejemplo, Alemania tiene muchos recursos destinados al desarrollo de nuestra área, mientras que su país, Brasil, o Italia muchos menos.