Crítica de “Delia”, mandatos (in)quebrantables: de Sebastián Suñé

0
81

Delia es una comedia exquisita, con un excelente ritmo y actuaciones destacadas. Ella, la protagonista, es una empleada de oficina rutinaria y tiene unas muy particulares compañeras de trabajo que lo tiñen todo con su sentido del humor. Delia está cansada de que la tilden de solterona y hace lo posible por conectarse con su nuevo compañero, Mauricio, pero no quiere parecer muy obvia. Él también desea estar con ella, aunque tendrá que vencer algunos obstáculos. Cuando conocemos a la familia de Delia sabremos las dificultades que atraviesa. Su madre viuda y unas hermanas tan particulares como sus compañeras de oficina nos generan risas sin tregua. Es que las hermanas y las compañeras son las mismas actrices y las transformaciones de los personajes están muy bien logradas.

- Publicidad -

El humor brota allí para borrar el dolor, cuando las ausencias son tan grandes que se convierten en presencias. Delia es el retrato de toda mujer que alguna vez se sintió diferente, es la historia de toda mujer que necesitó en algún momento buscar la complicidad, la contención de otra mujer, si bien entre estas muchachas siguen abundando los prejuicios. La obra pinta de cuerpo entero, de un modo sumamente inteligente, a la clase media y los preconceptos que la sostienen. Es una comedia que nos entrega una mirada fina sobre la amistad, los valores familiares, las pérdidas, los dramas amorosos y también la fe, la esperanza de encontrar un mundo mejor.

Martina Zalazar, quien estaba reemplazando a Leticia Siciliani, realizó un trabajo excelente encarnado a esta chica tímida que tiene mucho para decir y lo calla hasta que no aguanta más. Karina Hernández y Marina Bacin son dos geniales actrices también, que saben cómo manejar el humor con gran oficio. Andrés Passeri y Julián Infantino: uno sobresale en el rol de madre, el otro es la dupla ideal de Delia, recatado y temeroso. Sebastián Suñé con esta obra demuestra que entiende a la perfección el alma femenina y las contradicciones que hay en todo ser humano. La comicidad es el punto fuerte del guión que despierta un interés constante en el espectador, y no decae en toda la trama. Un texto muy lúcido con estupendas actuaciones es lo que nos propone Delia, para reír y reír.

Ficha artístico-técnica

Actúan: Martina Zalazar, Karina Hernandez, Julian Infantino, Marina Bacin, Andrés Passeri; Dramaturgia y Dirección: Sebastián Suñé; Escenografía: Manuel Escudero; Maquillaje: Coca Ahumada; Diseño de vestuario: La Polilla Vestuarios; Diseño de luces: Gustavo Lista; Música: Mauro Toro; Fotografía: Sol Schiller; Diseño gráfico: Karina Hernández; Asistencia de dirección: Luciana Becerra; Prensa: Varas Otero; Producción: Nün Producciones, Ferné Contenidos

Duración: 70 minutos

Lunes 21 h; Nün Teatro Bar (J. Ramírez de Velasco 419 CABA); Valor entrada: $350