La Golondrina, un nuevo espacio en el barrio de Once

0
132

La Golondrina es un nuevo espacio cultural que nace en el barrio de Once, en lo que antes fue un depósito de mercaderías. La idea de sus fundadores, Nicolás Juan Porras y María Noble, es ofrecer obras de teatro, presentación de libros, muestras, charlas, debates. Y como todo lo que se relaciona con la cultura, este lugar supone un gran trabajo de toda la gente involucrada.

Nicolás es actor, dramaturgo y director, y María es directora artística. Ambos tienen una gran trayectoria en el teatro y también tienen experiencia en la creación de espacios dedicados al arte, ya que fueron cofundadores del grupo Locos del Once.

El viernes pasado fue la apertura de La Golondrina con el estreno de El testigo, un unipersonal de Nicolás, quien cuenta acerca del porqué de este nuevo espacio.

«¿Por qué abrir un Espacio Cultural en estos tiempos? ¿Por qué tratar de construir un “espacio cultural”, y no abandonarnos simplemente a la tarea de poner obras en escena? ¿Por qué intentar que un pequeño teatro albergue también la posibilidad de vincularse con otras disciplinas, aunque sea sencillamente a través de algunos seminarios?

Tal vez, porque entendemos que si el arte, en especial el teatro, tiene algo para aportar, más allá de entretener, conmover, provocar o cuestionar, ese algo es una especie de saber; un saber que atañe al  fondo de la existencia humana; un saber que podría ayudarnos a encontrar alguna medida de las cosas.

Pero, ¿no es acaso ese fondo un mero lugar imaginario que poco tiene que ver con nuestras preocupaciones usuales? ¿Y por qué atender aquello que solamente nos distrae de nuestros propósitos y nos encamina a ninguna parte? Peor aún, ¿por qué hurgar y buscar alguna medida en aquello que solamente pone en duda lo conocido y aceptado?

Quizás, porque es precisamente allí,  en ese espacio, donde el teatro ha construido históricamente su ámbito de pensamiento y acción; y es allí, a su vez, donde podría aparecer la posibilidad de hallar sentido a nuestro destino humano, a partir de la determinación de escuchar lo que el arte, y la vida, podrían tener para decirnos.

Pero, ¿no sería esta una exagerada pretensión? Y además, ¿escuchar qué? ¿Escuchar a quiénes? Escuchar a aquellos poetas que hablan desde la profunda resonancia de sus obras, prestando atención a sus palabras e intentando ponerlas de manifiesto en su inasible y misteriosa dimensión.

¿Y tendría esto algún verdadero sentido? Podría tenerlo, puesto que el lenguaje es el fondo que sostiene toda cultura, y la cultura es aquel saber sobre el que todo pueblo funda su accionar».

El testigo se puede ver todos los viernes a las 20.30.

Teatro La Golondrina: Sarmiento 2615, CABA; Reservas: WhatsApp: 11 4936 1234; Mail: teatrolagolondrina@gmail.com

Facebook: www.facebook.com/teatrolagolondrina

Web: www.teatrolagolondrina.com

Foto de portada: P. Garber