Crítica de “El enfermo imaginario” de Molière

0
90

El enfermo imaginario (Le malade imaginaire) es la última comedia escrita por el dramaturgo y actor francés Jean-Baptiste Poquelin (1622-1673), conocido como Molière. La obra tiene tres actos con intermedios musicales, y hasta mañana podrá verse en el Teatro San Martín en una puesta en escena muy fiel y de una gran calidad.

El argumento es sencillo: el protagonista es Argán, un hombre hipocondríaco, estafado por los médicos que se aprovechan de su condición para sacarle dinero. Como en todas las comedias del autor francés, no falta la crítica social ni los argumentos secundarios que se enlazan con la historia principal.

Esta versión –en el idioma original y con traducción simultánea– fue creada el 13 de enero 2015 en el Centro Dramático Nacional de Nancy Lorraine – La Manufacture y se presenta en el Teatro San Martín gracias al apoyo del Institut Français, Embajada de Francia en Argentina. Quienes leímos a Molière, sabemos de sus recursos: juegos de palabras, gran manejo de la escena, un ritmo sostenido a partir de la entrada y la salida de personajes. Es este un autor que domina todos los resortes de la comedia que muy bien trabaja Henri Bergson en su libro La risa. Ensayo sobre el significado de la comicidad. Hay una comicidad en la forma, relacionada con los juegos del lenguaje, pero también hay otra que se basa en los movimientos y en los gestos, lo que hace a las obras de Molière muy efectivas a la hora de ser representadas. En esta puesta dirigida por Michel Didym sorprende la fidelidad al original aprovechando cada uno de los recursos que ofrece el género. Hay que mencionar también una escenografía que, con su sobriedad, consigue crear la atmósfera justa que sirve de marco a la historia.

Las actuaciones son excelentes, y cada uno de los actores y de las actrices confiere individualidad a su personaje a través del cuerpo, y la voz con sus matices, con sus tonos y con sus silencios. En este caso, además, los intermedios musicales no solo refuerzan lo divertido de las situaciones, sino también la crítica aguda, indudablemente sello personalísimo del autor francés.

Pocas veces podemos ver un clásico extranjero en el idioma original y en una versión tan destacable en todo sentido.

Ficha artístico-técnica

Elenco: Didym (Argan), Elizabeth Mazev (Toinette), Pauline Huruguen (Angélique), Catherine Matisse (Béline), Bruno Ricci o Léo Grange (Le notaire, Thomas Diafoirus, Monsieur Purgon), Jean-Marie Frin (Polichinelle, Monsieur Diafoirus, Monsieur Purgon), Barthélémy Meridjen (Cléante), Didier Sauvegrain (Béralde) y una niña en el papel de Louison. Escenografía: Jacques Gabel. Vestuario: Anne Autran: Iluminación: Joël Hourbeigt. Música: cuarteto Stanislas, Laurent Causse, Jean de Spengler, Bertrand Menut y Marie Triplet. Dirección: Michel Didym

Hoy 15 de junio a las 20 h; última función: domingo 16 de junio a las 20 h

Este espectáculo cuenta con traducción simultánea.

Duración (aprox.): 140 minutos.

Teatro San Martín, Av. Corrientes 1530, Sala Martín Coronado

www.complejoteatral.gob.ar

Tels. (5411) 4123-9400 / 5030-9898 Int. 1344/1343/1341/1339
Platea: $375. Pullman: $300.