Crítica de “Alfa”, de Felicitas Kamien

0
114

Una familia venida a menos intenta recuperar su antiguo esplendor a través de un laboratorio casero de extracción, selección y venta de semen. Ubicada en un futuro distópico, la obra plantea un mundo en el que los nacimientos escasean debido a la baja calidad de los espermas disponibles. Por eso, la aparición de un donante ultrafértil será el motor que haga avanzar la trama de Alfa.  

La mujer, la hija y una empleada de Luciano Starosky, el dueño de lo que en el pasado fue un exitoso laboratorio genético, sobreviven con ese “negocio” que arman en la cocina de la casa. Allí reciben a Santos Ochoa, el macho Alfa, quien como otros hombres está condenado a escapar de las mujeres que asolan las calles buscando aquel que les permita tener un hijo. Si bien el argumento es delirante, hay un planteo filosófico detrás relacionado con varios temas debatibles: el deseo de la maternidad en la mujer, los postulados feministas, el rol del hombre y de la mujer en la sociedad, los vínculos familiares, el amor, los alcances de la ciencia. Todo esto planteado dentro de un tono de comedia dramática, llena de excesos y de situaciones que se desbordan todo el tiempo.

Las actuaciones de Mariana Cavilli, Marta Haller, Abian Vainstein, Valeria Roldán y Diego Quiroz son muy buenas, y se apoyan en un texto que presenta personajes que crecen en escena, que se debaten entre sus propias contradicciones, que exhiben sus miserias y sus miedos, que confrontan diferentes posturas y que permiten que el espectador se ponga de cara a sus propios cuestionamientos.

En cuanto a la puesta, la ambientación en la cocina colabora para crear un ambiente opresivo, pero que se abre a otros espacios: el resto de la casa y el afuera, lugares donde ocurren hechos significativos que se traducen en eso que ocurre entre cuatro paredes delante de los ojos del espectador.

Alfa es una obra diferente que, además, combina con eficacia la ciencia ficción, lo siniestro, el humor y la ironía.

Ficha artístico-técnica

Actúan: Mariana Cavilli, Marta Haller, Abian Vainstein, Valeria Roldán y Diego Quiroz / Escenografía: Victoria Kamien / Realización escenografía: Mariano Sivak / Diseño de luces: Matías Sendón/ Diseño de sonido y objetos: Beto Bit / Diseño de vestuario: Estefania Bonessa / Diseño gráfico y fotos: Xavier Martin / Apoyo técnico y moral: Beto Bit / Realización de radio: Gustavo Dvoskin/ Voces Radio: Carolina Andre, Beto Bit y Federico Liss / Producción ejecutiva: Carola Parra / Prensa & difusión: Simkin & Franco / Asistencia artística: Rodrigo Ochonga/ Asistencia de dirección: Sebastián Sabio / Asesoramiento dramatúrgico: Javier Daulte y Nacho Bartolone

Dramaturgia y Dirección: Felicitas Kamien

Funciones: sábados 20.30 h; Entradas: $400 general; $200 estudiantes; jubilados; Dónde: Camarín de las Musas; Dirección: Mario Bravo 960; Duración: 1.15 horas

http://www.alternativateatral.com/obra64553-alfa