#Biennale2019: Gely Korzhev en Ca´Foscari

0
134

Hay un sol esplendido en Venecia. El invierno resistía en los primeros días de Bienal pero, aunque tardía, ya asoma finalmente la primavera en esta ciudad fenomenal construida sobre al agua, con millones de turistas y el evento del Arte más importante del mundo. Todos hablan de Banksy en Buenos Aires y en los medios italianos. El tweet que dejó en su cuenta sobre su misterioso paso por las calles de Venecia instalando un puesto ambulante de pinturas con la representación de un trasatlántico que entra por el Gran Canal. Previamente habia aparecido un graffiti mas misterioso todavía que aún no se adjudicó y a cuya búsqueda fuimos hoy; pero, a decir verdad, nos perdimos. Bien, queda atrás Banksy y su polémica poco importante y extremadamente mediática.

Llegamos a la Universidad de Venecia, casi sin querer, y vemos una de las muestras más potentes e impactantes de esta Bienal, que curiosamente no está incorporada como evento colateral: pura pintura, de gran tamaño, de un artista ruso fallecido en 2012 que había participado con tres obras en la Bienal 31 hace ya 57 años.

Debemos decirlo: predomina la pintura de gran tamaño en esta Venecia 2019: en la Academia, George Baselitz, en el Palacio Grassi, Luc Tuyrmans, en el Palacio Cini Adrian Ghenie.

Lejos de todo ese glamour, las obras que Korzhev había traído a aquella bienal se exponen heroicas en una de las salas y resguardan algo del realismo severo, vía expresiva para salir del riguroso canon de la época estalinista.

La muestra se llama Gely Korzhev. Back to Venice y se ocupa generosamente de colgar en torno a ese tríptico, 50 obras más. A modo de gran retrospectiva trasuntan el universo de cuerpos y objetos: desnudos femeninos, soldados y naturalezas muertas. En estos cuadros, de espeso empaste y tamaños monumentales, Korszhev deja vislumbrar una época perdida a modo de memoria doliente de los años de la Segunda Guerra Mundial pero también una época nostálgica del colapso del sistema soviético.

En el contexto de esta Bienal y de este arte contemporáneo que transcurre, el rescate que la curaduria hace de las frases Korzhev toma un significado clarisimo: El artista puede estar al servicio de: 1) de los bienes materiales 2) de sí mismo 3) del poder 4) del arte 5) del pueblo ( esto ultimo es lo más dificil).

Una pantalla interactiva trae a la sala la contemporaneidad del juego: para que el espectador busque en la pantalla a través de cosas, colores, maneras las obras que se ubican en las salas.

“Necesito pensar una naturaleza muerta de tipo psicológico. Los objetos son objetos humanos: un libro, una tijera, un cesto, un pan.” Los objetos son posesión de alguien, una persona que tiene un pensamiento.

El carácter de estas naturalezas muertas (que tienen algo de Zurbarán) con objetos de materiales diversos: metales, cerámicas, percudidos por el tiempo, por el fuego o por el uso.

Asomen a la obra de un artista que no conocíamos.

image-2019-05-24 (4)

image-2019-05-24 (1)

image-2019-05-24 (3)

image-2019-05-24 (2)

image-2019-05-24 (5)

image-2019-05-24 (6) image-2019-05-24 (7)

image-2019-05-24 (8)