Kiki Smith, Antony Gormley, David Bowie/Sakita y arte ruso contemporáneo, en Florencia

0
113

Exclusivo para leedor desde Roma, Florencia y Venecia

Atentas a encontrar diálogos y modos de pensar curatorial y museográficamente tres ciudades que se caracterizan por ser ciudades-museo, y luego de vivir intensamente la movida de las artes visuales de Roma (leer Cruces y mixturas en tres museos de Roma y también La strada dove si crea il mondo en el Maxxi publicadas la semana pasada en leedor), continuamos circulando Florencia de un modo crítico y sensible.

Más turístico-artística que nunca en nuestros viajes, encontramos por un lado un Uffizzi con doscientos metros de cola para ingresar, un Palazzo Pitti apagado, siempre discreto, digamos, y un Palazzo Strozzi totalmente volcado a pensar la tradición, en una región totalmente atravesada por los 500 años de la muerte de Leonardo Da Vinci (2 de mayo de 1519).

Comenzamos por Le Gallerie degli Uffizzi, dominando el Ponte Vecchio en el edificio proyectado por Vassari que constituye quizás el manual de historia del arte europeo de los siglos XII a XIX más importante de Italia. Además de todos los capolavori (el uso del masculino es absolutamente a propósito), ofrece una muy interesante propuesta de Antony Gormley (Londres, Reino Unido 1950) en la sala Magliabechiana con esculturas e instalaciones del importante artista inglés comprendidas entre 1980 y 2018, que cobran un nuevo vuelo en su conversación con la colección y el espacio tradicional.

Antony Gormley, Settlemen, Galleria degli Uffizi.
Antony Gormley, Settlemen, Galleria degli Uffizi.

El Palazzo Pitti a su vez, dentro del mismo conjunto museale, propone una exposición de la muy potente, poética e inclasificable Kiki Smith (Núremberg, Alemania, 1954), What I saw on the road, en un juego entre naturaleza, devenires animalísticos y cuerpo femenino, cruzando lenguajes artísticos desde el dibujo, la escultura y sobre todo, el textil, a partir de grandes tapices en jacquard que le imprimen a toda la exposición un sentido entre tradicional, industrial y estético muy particular.

Kiki Smith en Palazzo Pitti
Kiki Smith en Palazzo Pitti

El Palazzo Strozzi, propone una apuesta al quinto centenario de la muerte de Leonardo da Vinci de un modo muy particular, revalorizando el taller de uno de sus maestros principales, en el proyecto Verrocchio, el maestro de Leonardo. Como diálogo contemporáneo, la pequeña sala permanente donde se exhibe el retrato de Fillippo Strozzi (comitente del edificio en 1489) hecho de piezas de lego de Wei Wei, donado por el chino luego de su gran exposición aquí el año pasado. La strozzina por su parte, cuenta con dos instalaciones audiovideo inmersivas, multimediales, que cruzan tecnologías con lenguajes artísticos, de Cally Spooner (Reino Unido, 1983) y Mario García Torres (México, 1975) dentro del ciclo comprendido como Beyond the Performance. A partir del 16 de mayo, llegará a este espacio el colectivo brasileño Opavivará!, bien conocido por nosotres a partir de haberlo disfrutado en la 32Bienal de San Pablo.

 

El Medici Riccardi, centro museale que tiene una de las obras más exquisitas de Florencia que nos cansamos de visitar, la Cappella dei Magi, obra maestra de Benozzo Gozzoli, propone una muestra de fotos de David Bowie tomadas por Sukita, Heroes – Bowie by Sukita, de recorrida imprescindible para fanátiques del Duque Blanco, con 60 fotografías que condensan 40 años de amistad entre ambos artistas.

David Bowie by Sukita, en el Medici Riccardi
David Bowie by Sukita, en el Medici Riccardi

 

Finalmente, la cuarta exposición que resaltamos y recomendamos recorrer tiene lugar en el Museo Marino Marini, que además de albergar el contundente corpus escultórico y pictórico de 183 obras del artista nacido en Pistoia y activo en Milán hasta su muerte en 1980, presenta una de las rarezas más hermosas de Florencia, la cappella Rucellai, visita obligada de los amantes del arte clásico italiano. Como diálogo contemporáneo arriesga con buen tino en su subsuelo instalaciones de tres artistas rusos: Irina Drozd, Il codice del silenzio; Ivan Plusch, Nove cerchi di vita; Andrey Kuzkin, Stando ai confine dei dubbi.

fire conte

 

Ilustra la nota: obra de Kiki Smith en el Palazzo Pitti.