#FICIC2019: Breve historia del planeta verde

0
51

 

Tras su estreno en BAFICI, esta noche  la última película de Santiago Loza abre en Cosquín el 9° FICIC.

Y hay que decirlo: Loza reinventa y crea para el cine argentino un nuevo sentido de la naturalidad con su Breve historia del planeta verde. La naturalidad con la que se viven las cosas extraordinarias o se vencen problemas absurdos. Una condición que no viene del espacio exterior sino que surge libremente, y fluye desde y hacia sus personajes como si el mundo hubiera empezado el día anterior y existiera entre la gente una comunicación que no requiere demasiada explicación, ni lenguaje.

Tania, Pedro y Daniela toman naturalmente lo que a otros les resultaría imposible de creer: mantienen un vínculo irrompible desde la infancia y emprenden una  suerte de viaje hacia un lugar improbable para cumplir un legado también absurdo. Estos adultos niños, una chica trans, un gay que entra en trance cuando baila y una joven depresiva, ingresan a un cuento de hadas (o de marcianos) en el que hay que llevar a un pequeño marciano en una valija hasta el lugar al que llegó. Los esperan relaciones humanas, eventos más extraños aun, pero todo lo que los rodea es amable y comprensivo frente a esa situación. Algo tan irreal como el marciano. Ahí la película se eleva como un deseo atado a un globo, en un mundo como el actual en el que vivimos retrocesos sociales, discriminaciones raciales, sexuales, de clase.

Dedicada a los que se sienten un poco de otro mundo, los raros, los queers, los cuerpos otros, a las familias diversas, Breve historia del planeta verde arma un itinerario posible hacia un cine en el que nose  deja todo servido y en el que que debemos tomarnos el bello trabajo de interpretar. Convendría no contar más. Se estrena en cines el 30 de mayo.