#BAFICI2019: Crítica de Familia, de Edgardo Castro

0
97

Luego de la íntima y difusa La Noche, que tanto interés nos despertó, Edgardo Castro (Buenos Aires, 1970), vuelve a explorar el mundo de la intimidad con el retrato de su propia familia: madre, padre, hermana, hermanos, que vivieron durante 15 días delante de la cámara en su casa de Comodoro Rivadavia. La película se proyecta en el marco de la Competencia Oficial Argentina.

Construida con abundantes planos fijos que instalan la observación y con parcos diálogos cotidianos que se vuelven intrascendentes, la película vuelve a reflexionar sobre los vínculos, esta vez no los ocasionales que se generan durante la búsqueda de compañía nocturna, sino los parentales, nucleares de toda persona, para continuar hablando de la soledad, la incomunicación, la repetición de rutinas cotidianas, lo anodino de las ceremonias familiares que solidifican roles, decires y espacios, en el seno de toda construcción familiar.

Cada personaje está atrapado en su mundo desde una experiencia ciertamente desoladora: la madre entre el Candy Crush y la telenovela, el padre sordo durmiente, la hermana cuya vida gira en torno a atender a la familia. Muy pocos exteriores, una casa que aburre pero atrapa, con ciertos rasgos de teatralidad que es marca en este artista que sabe construir pactos ficcionales y sembrar autobiográficamente en la repetición de ritos de escape frente a los otros. Pero lo mejor, quizás, sea ese silencio que contradice la normalidad de la familia tipo, esa ausencia de cada quien en la vida del otre, esa amplitud de distancias en la que conviven en una casa de barrio, en una ciudad baja que se enciende en la inmensidad de la estepa patagónica. Una vez más, Castro logra pegar con su cine, desde otro ángulo, y por eso la sumamos a nuestras recomendaciones de este tranquilísimo Bafici 2019.

Repite el  7 de Abril a las 15 hs. en Espacio INCAA cine Gaumont