#BAFICI2019: Crítica de Music an Apocalypsis, de Max Linz

0
27

En el marco del BAFICI 21 tuvo su exhibición una de las competidoras de la sección oficial, la alemana Music and Apocalypsis, dirigida y escrita por Max Linz. Sobre el Instituto en Investigación Cibernética y Simulaciones de Berlin pende la posibilidad de cierre. Los integrantes de este espacio académico harán lo posible para evitarlo aunque esto lleve a adoptar propuestas poco ortodoxas para hacerlo. Mientras los estudiantes toman la biblioteca la película se centra en Phoebe, una joven seminarista cuyo idealismo se irá confrontando a medida que van sucediendo diferentes situaciones en el instituto.

En la linea de “Autocrítica de un perro burgués” de Julian Radimaier, Music and Apocalypsis pretende ser exhibir bajo su apariencia satiríca y absurda una mirada crítica, en este caso, al mundo académico. Mediante la frialdad e inexpresividad de sus actores, que recitan robóticamente chistes y frases con potenciales cargas de sentido crítico, se teje esta comedia intelectual tibia que opta por recluirse en el mundo endogámico que pretende criticar, excluyendo al espectador de cualquier implicancia o interés con lo representado.

Sin siquiera apostar a la ningún intento de valorizar visual o sonoramente alguna escena, Music and Apocalypsis discurre con una apatía que vuelve a la película monótona e olvidable. Lo más potente radica en aquellas escenas aditivas construidas por fuera del registro de la cámara: el universo de la realidad virtual, en donde uno de los personajes está diseñando una especie de tour por el Instituto. Pero al margen de esto Max Linz pareciera encontrarle un valor humorístico a una materia que físicamente no da nada por sí misma, sino es mediante sus simbolismo y alegorías (como la del profesor Abstract-Wege, formas abstractas en alemán).