Tomás Espina, diez años de producción en el MNBA Neuquén

0
42

Fiebre y Geometría se titula la exposición que reúne trabajos de los últimos diez años del artista Tomás Espina (1975, vive y trabaja en Buenos Aires), donde puede apreciarse un intenso cuerpo de obra atravesado por la relación con el barro, el agua y el fuego y su condensación con el grabado y la escultura.

Dos instalaciones concentran la atención y se contraponen por su peso visual a lo etéreo de sus dibujos e impresiones. Se trata de La furia de Léucade (Casa Quemada, 2009, que forma parte de la Colección del MNBA Neuquén), y Haití (realizada en colaboración con Pablo García, 2016). La primera es una habitación absolutamente quemada, oscura y con ceniza que puede pisarse y olerse, cuyo interior es un desafío complejo de habitar, aunque sea momentáneamente, a la que se ingresa por una pequeña puerta, suerte de post infierno, experiencia sensible de los restos de algo que fue.

Por su parte, Haití, es una enorme estantería de 795 cabezas de terracota de mueca máscara desoladora e inexplicable.

Acompaña la exposición un impecable catálogo con textos curatoriales y registro de proyectos que exceden lo presentando en este Museo.
Fiebre y geometría, Tomás Espina. Curaduría: Jimena Ferreiro.
MNBA Neuquén, Mitre y Santa Cruz, Parque Central.
Ciudad de Neuquén. Patagonia Argentina.