Nace la Red de Cine Populares

0
154

Con la proyecciòn de “Sinfonía para Ana” de Ernesto Ardito y Virna Molina, se lanzó oficialmente este miércoles 27 de marzo, en el auditorio de ATE, la Red de Cines Populares. Con exclusiva difusio en las redes el anuncio de unir fuerzas para la exhibición de cine independiente argentino es bienvenido en un estado general  situación alarmante. El proyecto moviliza a los directores y al público para que se encuentren fuera de todas las dificultades.

Esta es la fundamentaciòn de la Red de Cine Populares:
“Más de la mitad de las salas de cine que existieron hace años en la Argentina han cerrado, la mayoría de los cines de barrio se han convertido en tiendas o garages, muchísimas ciudades del interior, pequeñas y medianas ya no tienen ni un solo cine.

La exhibición se concentra en cadenas de multicines que priorizan la exhibición de películas extranjeras y las ventas del candy bar. Las pocas películas argentinas que acceden a esta exhibición concentrada son las que eligen las distribuidoras norteamericanas, con ellas se cubren las cuotas de pantalla que indica la ley.

La totalidad del cine independiente argentino queda afuera de este circuito comercial. Muy pocas películas independientes logran ser programadas en alguna sala privada, con escasa venta de entradas.

Crear y realizar un largometraje, de ficción o documental, es un esfuerzo enorme, siempre una lucha por vencer obstáculos a fuerza de trabajo y motivación, un camino que muchos seguiremos recorriendo y alcanzando ese feliz momento de terminar la película.

Pero sólo tiene sentido haberla hecho si llega al público para el que fue filmada.
Desde hace años, las realizaciones independientes solo logran unas funciones con público en el Cine Gaumont, proyecciones con escasísima convocatoria en otros Espacios INCAA y muy poco más.

Al mismo tiempo hay millones de personas en toda la Argentina, que no tienen ninguna oportunidad de asistir a una función de cine, porque no hay ninguna sala a su alcance. Quizás a muchos les gustaría ver nuestras películas independientes.

Por eso estamos abriendo pequeños Cines Populares, poco a poco en diferentes lugares de la Argentina. No proyecciones informales, ni ciclos por una sola vez, que pueden ser buenas iniciativas complementarias, sino salas permanentes que cumplan con la normativa, cada espectador con su boleto oficial de cine, pagando el impuesto y los derechos autorales.

Apuntamos a ese público que no vive cerca de los complejos comerciales y no podría pagar precios caros. Empezamos con entradas baratas para el que pueda pagar, sin dejar gente afuera por eso, y una función por semana en cada salita, con la intención de ir creciendo en cantidad, no en precio.

Invitamos a quienes tengan películas documentales o de ficción, que quieran proyectar hacia ese público en estas salitas populares. No prometemos recaudación porque al principio será escasa, pero al menos se pagará el impuesto y se registrará formalmente cada espectador.”

 

 

Compartir
Artículo anteriorEntrevista a María Estela Monti: Circe/Fábrica de Arte cumple 6 años
Artículo siguienteEntrevista a Eduardo Aste: teatro sobre la diversidad cultural
El portal de arte, cultura y espectáculos de habla hispana. Desde la ciudad de Buenos Aires, Argentina, Leedor.com brinda noticias de cultura, una vasta oferta de contenidos de producción propia organizados en secciones temáticas y un interesante conjunto de servicios gratuitos que facilitan el acceso a la información sobre arte, cultura y espectáculos en español.