Entrevista a Eduardo Aste: teatro sobre la diversidad cultural

0
62

Mañana se reestrena ¿Qué hacemos con estos tipos?, inspirada en un hecho real sucedido en una comunidad mapuche del sur en la década del 70, en plena dictadura militar. Eduardo Aste parte de este suceso para poner en juego diferentes cosmovisiones culturales y religiosas.

Antes del estreno, conversamos con Eduardo –autor y director–que nos cuenta sobre su llegada a la obra, entre otros temas relacionados con el teatro.

¿Cómo tomás contacto con el hecho real sobre el que está basado la obra?

Un amigo, excompañero de colegio, me presenta la historia preguntando si se podía hacer una obra de teatro sobre la base de ese hecho. El, a su vez, lo conoció por una gente de Neuquén, en un círculo de dramaturgos literatos.

Si bien hay un hecho puntual sobre el que gira el argumento, ¿Qué hacemos con estos tipos? se transforma en metáfora de algo más, ¿cómo se conecta ese algo más con la actualidad?

La obra versa sobre el conflicto entre la visión occidental y la visión de los pueblos originarios sobre un hecho dramático puntual sucedido a los mapuches. Cabe indicar que, en la realidad, la defensa fue patrocinada por una importante organización de los pueblos originarios, lo cual interpreto que lo tomaron como caso testigo del sufrimiento que genera la sociedad occidental a los pueblos originarios. Los conflictos con originarios se siguen sucediendo casi a diario a lo largo y ancho del país (con poca o ninguna prensa) Sobre todo hay un ¨uso político¨ que se hace del tema. Los políticos en la oposición se acercan a los pueblos originarios para criticar al gobierno de turno, pero una vez que asumen el poder, se olvidan de lo anterior y siguen echando a los pueblos originarios de sus tierras que hace miles de años habitan, desconociendo ningunos de los derechos constitucionales que le corresponden.

Venís de una familia de artistas, ¿qué fue lo que te atrajo de esta profesión más allá de esta influencia familiar?

Soy geminiano muy curioso, por lo cual fui saltando de actividad en actividad en mi vida, pero siempre lo hago tratando de llegar al “hueso” de lo que hago. El teatro me permite, como actor, que mi cuerpo viva experiencias diversas, que no suceden en la vida real, y como autor, volcar experiencias diversas vividas, como es el caso de esta obra.

En esta obra sos autor y actor, ¿de qué manera abordás el trabajo de escritura a partir de tu experiencia actoral?

Una prima que vive en Estados Unidos y trabaja en FOX en uno de sus viajes me dijo: “Eduardo, tenés que hacer una película sobre tu vida (bastante complicada en relación con mis padres), te va a llevar siete años” (comencé con la tarea primariamente). Sorprendido por la propuesta, acepte el desafío y comencé a hacer taller de dramaturgia teatral y de guiones de cine, hasta que apareció mi amigo con la historia. Mi experiencia como actor sirvió mucho para la escritura teatral. Por profesión y por actitud ante la vida, siempre tiendo a construir un panorama lo más completo que puedo de lo que vivo o soy espectador –una mente conspirativa–.

¿Qué lugar ocupa el humor y la ironía en esta obra?

El humor y sobre todo la ironía son recursos a los que apelo en mi vida cotidiana con cierta frecuencia. Creo que permiten decir verdades en forma breve, para que se entienda y quizás también se acepten hechos, sobre todos dramáticos, despojados de la pesada emoción negativa. En ese sentido se usa en la obra.

Funciones: viernes 21 h

Teatro: La tertulia

Dirección: Gallo 826, CABA