Crítica de Rotos de amor, de Rafael Bruza

0
1266

 

Rotos de amor es una comedia que de manera tierna y humana habla del amor y sus consecuencias. Y el humor surge para alivianar los momentos más sombríos y patéticos de cada historia.

Cuatro compañeros de trabajo, visitadores médicos, se ven envueltos en algún momento de sus vidas adultas, en distintas situaciones de desamor. Cada uno enfrenta una ruptura amorosa pero, muy lejos del resentimiento y el enojo, intentan pelear por sus parejas con más amor y planifican entre todos situaciones absurdas y muy cómicas con las cuales no consiguen reconquistar a sus respectivas parejas, pero sí  logran la risa y complicidad del público. En esta pieza se destaca la particular visión de proponer en forma cómica y cercana, la reivindicación de la fe en el en el amor.

Permite una interpretación extraordinaria por parte del querido Pepe Soriano en su papel de “El mudo”, que  apenas con sonidos, sabe expresar una variada paleta de emociones.

Pero sin duda es “Rodriguez”, Osvaldo Laport  quien lleva adelante, como un hilo conductor, toda la obra, con una personificación única y el histrionismo que lo caracteriza.

Un lujo estos 4 actores interpretando a perdedores que no se dan por vencidos cuando el Amor los llama.

Rotos de Amor se puede ver de viernes a domingo en el Teatro Picadilly.

Viernes – 21.30 ;sábado – 20.30 y 22.30; domingo – 20.30