22º Festival de Cine de Málaga: Crítica de Aire, de Arturo Castro Godoy

0
62

 

AIRE o erase una Superwoman desesperada

Corren tiempos de cambio gracias al empoderamiento femenino y el cine desde su vertiente más social no resulta indiferente. Las películas tienen cada vez mejores personajes femeninos y en ocasiones, son los únicos roles que se dan en un film. No en vano, las mujeres consumen y disfrutan mucha más cultura que los hombres y el cine no es una excepción.

AIRE es una película femenina y feminista. La historia que es mínima gira alrededor de una madre acorralada y al borde de quedarse sin aire porque está preocupada por el devenir de su hijo autista. La madre sale en todos los planos de la película y está interpretado por Julieta Zylberberg con gran rotundidad y al mismo tiempo, con gran contención. Una actuación que pondrá más el foco en esta dúctil actriz.

El film es femenino sobre todo en sus primeros momentos cuando vemos la delicadeza y paciencia de la madre hacia su hijo pequeño o cuando vemos la entrañable amistad de unas compañeras en un gran supermercado.

Y sobre todo es feminista en el resto de su metraje con varios personajes masculinos que representan toda esa inhumanidad y por momentos, suciedad que representa el prójimo hacia una mujer desesperada. Afortunadamente, no todo está perdido y la protagonista encontrará un hombre que permanezca a la altura de las circunstancias.

Pero más allá del mensaje feminista lo que subyace es una tremenda crítica a un Estado y a un sistema que deja inerme a una madre joven de clase media-baja que resiste como puede la burocracia y la falta de medios públicos de calidad. El transporte y la sanidad dejan mucho que desear en la Argentina y resultan complicados para una madre que lo que necesita es ayuda y solidaridad.

GUION Y DIRECCIÓN: Arturo Castro Godoy
FOTOGRAFÍA: Hugo Colace
REPARTO: Julieta Zylberberg, María Onetto, Carlos Belloso.

22º Festival de Cine de Málaga. Sección Oficial a Concurso.