El Moderno, un museo que busca ser referente del arte argentino

0
69

Dinámico y vital, El Moderno proyecta convertirse en el nuevo y más actual referente del arte argentino tanto para nuestro país como para el exterior, esta es la meta que enuncia su directora Victoria Noorthoon con el aval del Ministro de Cultura de la Ciudad, Enrique Avogadro, presente para la ocasión con el discurso inicial.
Para lograr este objetivo, la gestión estatal aporta el 85% del presupuesto mientras que los donantes privados el restante 15%. El museo crece, no sólo en la parte artística y edilicia sino también en la operativa, de 23 personas trabajando en la creciente Unidad de Proyectos Especiales hoy cuenta con 125 personas en los actuales 11.000 m2. cubiertos recientemente.
Su directora nombra tres factores principales para esta etapa:
• Dar apoyo y atención a los artistas argentinos.
• Convertir al museo en un ícono de la cultura.
• Recuperar la propia voz del museo, la de su mirada local, para que las exposiciones sean conversaciones entre las obras expuestas articulando no sólo una mirada “nuestra” sino aquella mirada que nos permite superarnos. También interesan artistas del exterior cuyas obras “dialoguen” con las de nuestrxs artistas.

Un objetivo es abrir el museo a la gente, volverlo -por si no lo fuera ya-, atractivo a todo tipo de público para conmover, sorprender, y para que se enorgullezca del mismo, es un objetivo claro. Sin olvidar al público del mundo que hoy es virtual… área que se enlaza con la importancia de la estrategia digital (sitio web), de la biblioteca, que se muda de la calle Alsina a la Avenida San Juan y de la educación incluida la investigación.

Para esto MAMBA desarrolla no sólo metros cuadrados, sino exposiciones, una editorial y metas educativas. Y si hablamos de crecimiento no podemos olvidar la importancia del fundraising con donantes tanto individuales como corporativos sobretodo en los programas de mecenazgo, arte y educación y para la actualización de las obras del museo.
En este sentido, entre las obras adquiridas, figura La Menesunda de 2015 (del ´65 al 2015) de Marta Minujín la cual estará expuesta este año en junio en el New Museum de New York, lugar ideal para albergar esa muestra.

En su discurso, la directora nombró a lxs artistas que exponen a lo largo de este año, Andrés Aizicovich, Flavia Da Rin, Sergio de Loof, Clara Esborraz, Max Gómez Canle, Afredo Londaibere y Ad Minoliti, algunxs presentes en el evento. Se destaca que en el mes de abril, se inaugura Metafísica Pampeana una muestra colectiva en la que se exhibirán más de 100 obras creadas por artistas de tres regiones, el Litoral, el Noroeste Argentino y la Pampa, provenientes de colecciones de otros museos del país y de artistas argentinos de diversas generaciones que dialogarán entre si abriendo una amplia conversación sobre la diversidad y libertad con que nuestros artistas se expresan en diferentes épocas de la historia.

A partir del 7 de marzo Max Gomez Canle abre la temporada con su primera exposición retrospectiva. Su pintura que se vale de paisajes clásicos para desplegar un repertorio fantástico de diversas técnicas. Habrá una instalación con una enorme pintura que refleja un ecosistema el que resume su trabajo de 20 años en la combinación de imágenes fantásticas, cultura digital y materia.

El 6 de abril se inaugura la ya mencionada Metafísica Pampeana, Una historia de la imaginación en la Argentina, con más de 120 obras del S.XIX al presente proveniente de las más diversas colecciones del país. En esta exposición podremos apreciar el encuentro de Prilidiano Pueyrredón y Fernanda Laguna, Malharro y Paoli, Santoro y Blanes… la ambición y el entusiasmo llenando el vacío de la pampa, la metafísica pampeana….

Siguen las muestras del año, Clara Esborraz propia de la escena contemporánea local, con dibujos y instalaciones espaciales, Flavia Da Rin y su retrospectiva cuyos autorretratos construyen escenas de gran expresividad acerca de la maternidad y el arte, luego Andrés Aizicovich con su proyecto social y de investigación.

Llegando a septiembre, Alfredo Londaibere con una muestra retrospectiva y obra situada en los 90 muestra un goce en lo estético con elementos que provienen de un imaginario doméstico y decorativo pero con un fuerte contenido intelectual y político.

En noviembre, Ad Minoliti. Veremos en su muestra cómo trabaja las problemática de género desarmando el modernismo de corte masculino y yendo a la performance como construcción dinámica y transformadora.

Luego Sergio de Loof, figura de culto. El Museo realiza su muestra conjuntamente con la fundación IDA. El arte en de Loof se encuentra en lo que llamaríamos “modo diseño”. Sus exposiciones son el reflejo de la vida social en el under del Buenos Aires de los 80 y los 90 con espacios de socialización y goce, con una mirada sensible, un rococó trash. De Loof creó una moda hermosa para los pobres y los feos, hizo lugar para corporalidades disidentes y sensibilidades minoritarias, explorando la compleja relación entre arte, dinero e identidad.

Para finalizar, destacamos al nuevo edificio que alberga nuevos programas y nuevos horizontes, así como el café tienda en la combinación gastronomía y libros disponibles para su compra. La nueva sala de educación equipada con tecnología y talleres para los procesos de aprendizaje y educación de diferentes niveles y etapas educativas.

Vale la pena darse una vuelta por el Moderno, su nueva circulación nos invita a explorar y descubrir nuevos espacios del museo y arte mediante, nuevos espacios en nosotrxs mismxs.