Entrevista a Aldo Graziani, Festival de Jazz de Uco

0
42

Sommelier y dueño de Aldo’s y Bebop –lugares consolidados en el circuito porteño de quienes aman los vinos y el jazz–, Graziani conversó con Leedor acerca de la organización del Uco Jazz Festival, un evento donde se darán cita artistas reconocidos internacionalmente y que tendrá lugar el 15 y 16 de febrero en un paisaje de valor dentro de nuestro patrimonio natural.

Graziani anteriormente, fue manager y sommelier en Gran Bar Danzón y Casa Cruz. Se desempeñó como director del programa The Wine & Dine Club para socios Platinum y Centurión de American Express. Fue también conductor televisivo y radial en programas especializados en el mundo del vino, y autor de la guía Los Mejores 100 Vinos Argentinos publicada por Faena Hotel and Universe.

¿Cómo surge la idea de hacer un festival de jazz en Valle de Uco, Mendoza?

La idea surge de una reunión de dos amigos: Sonia Ruseler, la propietaria de Finca Alegría, que es donde vamos a hacer el Festival de Jazz y Humberto Persano, ambos bodegueros y finqueros,  de Altamira del Valle de Uco . Ellos estaban reunidos informalmente escuchando a Coltrane y comentando qué bueno sería hacer algo allí, y en ese momento surge mi nombre. “¿Por qué no lo llamamos a Aldo Graziani para que nos dé una mano, ya que él que está con el tema del vino y del Jazz y tiene el club de música en Buenos Aires?”, se preguntaron.  Así fue que me llamaron, empezamos a intercambiar, a soñar y, algo que empezó siendo muy chiquito, que pensamos hacerlo para un grupo de muy pocas personas, fue tomando dimensión: hoy en día queremos que sea un festival internacional de jazz hecho y derecho.

¿Quiénes están a cargo de la organización general del evento?

A cargo de la organización del festival estamos con Sonia Ruseler y Humberto Persano que son quienes les nombré antes, y, sumamos a Gabriel Cygielnik que es el director artístico de Bebop Club, para trabajar en la grilla de programación y de los artistas; trabaja también Josefina Hassan que se encarga de la producción general y el armado del festival en sí.

¿Qué nos podés decir de la Finca La alegría y el Paraje Altamira donde se realizarán los conciertos?

Finca La alegría es la finca de Sonia Ruseler Es una finca muy hermosa. La primera característica es que cuando Sonia y su marido David la compraron, en el año 89, Altamira no era lo que es ahora, que todo el mundo la conoce. La compraron por la hermosa vista. Ni siquiera estaban decididos a producir uva; o sea que es un lugar con una vista espectacular e increíble a la cordillera de Los Andes. Hoy en día Finca La Alegría es una finca que produce uva de alta gama para vinos muy importantes que se hacen en Argentina y, aparte, producen sus vinos Malbec y Cabernet Sauvignon, con la marca Son vida, y tienen una pequeña bodeguita in situ. Es un lugar muy hermoso, uno de los lugares más lindos de Argentina.

¿Han coordinado la difusión con entes gubernamentales de la provincia de Mendoza?

Contamos con el apoyo de la municipalidad de San Carlos. El gobernador de Mendoza está muy interesado en el festival; de hecho prometió su presencia. También está interesado el ministro de Economía de la provincia. La municipalidad de San Carlos está muy contenta con la idea de hacer este festival dentro de su distrito, así que contamos con el apoyo de ellos.

¿Con qué criterio fueron convocando los artistas seleccionados? ¿Quiénes están a cargo de realizar la selección?

El criterio de la selección estuvo a cargo de Gabriel Cygielnik, el director artístico. Hay un conglomerado de artistas internacionales y nacionales. Fue muy difícil elegirlos, habiendo tantas opciones interesantes, sobre todo entre los artistas nacionales  y teniendo solo dos días de festival, pero nos manejamos con el mismo criterio de programación que tenemos en  Bebop. Son músicos con los que solemos trabajar todos los meses, que están en la primera línea del jazz en Argentina. También vamos a traer a destacados artistas internacionales de la categoría de Jaques Morelenbaum (quien suele venir anualmente a Bebop). Contaremos con el cuarteto de artistas internacionales que acompañan a Mariano Loiácono. Un lujo. Son los mejores músicos de la escena local de Nueva York.

Contanos de tu gestión en Aldo’s y Bebop Club. ¿Estás a cargo de la parte de vinos o también gestionás los espectáculos?

Como dueño de Aldo´s y Bebop estoy en la coordinación de muchas cosas, claramente también de los vinos. En la gestión de los espectáculos trabajo como dije con Gabriel que es el director artístico de Bebop club. Nos juntamos semanalmente y la dirección de la programación está siempre vinculada al espíritu del lugar.

¿Qué pensás de la fusión entre la gastronomía, los vinos y el jazz?

Creo que la fusión de la gastronomía los vinos y el jazz es algo natural. En mi caso lo tengo naturalmente muy incorporado, en mis espacios servimos excelentes vinos, ofrecemos excelente gastronomía y se escucha excelente jazz. A la gente le gusta todo eso junto, es una fusión que no falla.

¿Qué tienen proyectado para el Uco Jazz festival? ¿Con qué se encontrará el público?

El Uco Jazz Festival es una oportunidad única, es un festival de primera línea, en un lugar único, con los mejores vinos del país, todos de nivel internacional. La gente que asista, además, comerá cosas ricas del lugar y estará escuchando el mejor jazz. Será una fiesta en la que todos los sentidos estarán presentes y creemos que esta primera edición permitirá colocar al festival en las agendas de los festivales de jazz del mundo.

¿Qué significa para vos el Valle de Uco y cuáles son las bodegas más importantes de esa región?

El Valle de Uco es uno de mis lugares en el mundo. Tuve la suerte de ir muchas veces allí y cada vez que voy, me sorprendo de las mejoras que hay en los vinos, de la excelencia que tenemos en nuestros vinos, es un lugar fantástico en todo, en el clima, en la tierra y en su gente. No por nada los mejores vinos de Argentina salen de ahí, del Valle de Uco. No puedo nombrar una bodega, porque me quedaría corto; todas están queriendo hacer los mejores vinos del mundo.  No puedo nombrar una sola porque es injusto para todas las demás. Me encantan todas, cada una tiene su estilo y el lugar es único.

Has viajado mucho, ¿qué lugar te parece que ocupa la Argentina en el medio vitivinícola, por un lado y en el medio jazzístico, por el otro?

La Argentina, en el mundo vitivinícola, logró instalarse en los últimos diez o quince años  seriamente en lo que son los vinos de gama media alta, vinos de alta calidad. Argentina dejó de ser ese país productor de volumen y vinos baratos que pegaban bien en el mundo y eran simpáticos. Ahora, aparte de eso, Argentina hace vinos de categoría internacional y está teniendo un reconocimiento internacional: en muy poco tiempo estamos en el mapa del mundo. Si bien Argentina no tiene aún una extensa trayectoria comparada con Europa (Francia, Italia, España), que tiene siglos de tradición; en muy poco tiempo los especialistas nos reconocen, los críticos internacionales viajan todos los años y tenemos muy buenos puntajes. Argentina ya está bien posicionada en el mundo del vino.

Con respecto al medio jazzístico, creo que es lo que pasa en todo el mundo. Es un nicho, a mucha gente le gusta escuchar conceptualmente el jazz, los clubes de jazz suelen ser lugares chicos y son espacios de culto. Aunque haya algún artista que trascienda estos espacios, sigue siendo así algo de culto. Argentina tiene un nivel tremendo de artistas, siempre lo tuvo, por ejemplo, el Gato Barbieri, el Mono Villegas, Jorge Navarro, Fats Fernandez, gente que durante mucho tiempo marcó el camino y, hoy en día tenemos una camada de jóvenes de primer nivel internacional. Mariano Loiácono es un gran artista de proyección internacional y toca con los mejores músicos de la escena de Nueva York. El nivel de jazz en Argentina siempre fue excelente y siempre hay muchos lugares en donde escucharlo. Es muy lindo tener la variedad que tenemos para elegir.

Aldo Graziani

UCO JAZZ FESTIVAL 2019
Viernes 15 y sábado 16 de febrero
Finca Alegría, La Consulta, Valle de Uco, Mendoza

Foto portada: Gabriel Cygielnik