Cortázar por él mismo

0
86

Cuando éramos chicos y chicas, disfrutábamos de la lectura de cuentos infantiles en la voz de una abuela, un abuelo, o de mamá y papá. Es que leer es uno de los placeres cotidianos, pero que nos lean una historia, escuchar la voz y los tonos, estar expectante a lo que sigue gracias a un matiz que le agrega el que está contando es una experiencia muy recomendable. Julio Cortázar tenía una voz muy particular con sus famosas “r” y con una cadencia que nos lleva a cerrar los ojos y simplemente escucharlo.

Compartimos fragmentos de sus obras leídos por él mismo.

“Toco tu boca”, Rayuela

Capítulo 68, Rayuela

“Subjetividad del tiempo”

“Discurso del oso”

“Torito” y “Casa tomada”

“Instrucciones para subir una escalera al revés”

“Viajes”