Proa 21. En el camino

0
3

Meditaciones de una visitante

 

Valorar el caminar, quitar importancia al comienzo y al final, es un descubrimiento bastante reciente en Occidente mientras que, en China patria de Confucio, el Tao pone el acento en el camino. En su texto Shanzai, el filósofo correanoByung-Chui Han analiza la creación estética en China mostrando que no existe allí el concepto de falsificación a partir de concebir cada obra sin comienzo ni final, sin calidad de única y terminada, y, además, pasible de ser intervenida por críticos u otrxs artistas, algo inentendible para el mercado del arte y todo museo occidental. En el caminode Jack Kerouac, de enorme impacto en los EEUU  de los años 50 puso en escena el deseo de no echar raíces ni criar familia sino de lanzarse a caminar sin un destino definido viviendo toda experiencia a fondo; bebiendo y fumando lo que se consiguiera; teniendo todo el sexo posible, sexo, drogas y rock n´roll. Una traducción estadounidense del concepto chino. Con esa novela nació la generación beat y una representación de juventud y adolescencia absolutamente novedosa que influirá de allí en más sobre personas, consumos  y artes.

En estos días La Boca está generado una “milla” del arte joven en la cual se exponen proyectos en progreso a través de los cuales se ve la progresión del trabajo durante el camino, dejando de lado el hecho de definir un momento en el que la obra esté terminada como el más importante. Uno de estos proyectos aparece en Proa 21 con la participación de cuatro artistas jóvenes. Coni Castagnet se interesa en los sonidos de esa suerte de coro que participa de los partidos de Boca en la Bombonera (aullidos, puteadas, cantos, silbidos, murmullos) y se plantea la posibilidad de experimentar con ellos, buscar su musicalidad si la hubiera y encontrar lo legible y lo ilegible en busca de una composición sonora; Juan Gugger detrás de cuelga perfiles de acero de parrillas de iluminación y construye así un tendido energético entre Proa 21 y sus vecinxs; Andrés Lima se encuentra con El tesoro de la Isla Maciel, película de 1941 que trata de un tesoro oculto supuestamente allí, frente mismo a Proa21 y que resulta tener secretos que un documental/ficcional se ocupará de desvelar; Nacho Unrrein releva con Tapiar Buenos Airestodas las fachadas tapiadas de la ciudad partiendo de La Boca y construyendo un recorrido para visitarlas además de replicar una de ellas en escala.PROA21_002

Estos proyectos se llevan a cabo con la coordinación de Galería Acéfala que se presenta a sí misma como proyecto híbrido de galería y espacio de investigación y residencia para fomentar la creación de obras site specific. Este último punto, el del site specific , me lleva a la otra muestra que se exhibe en la planta baja de Proa21, la del trío Loxon o Loc-son como aparece en un folleto de una de sus muestras. folletoEstos artistas artistas trabajaban en La Zona y el bar Einstein de la CABA realizando performances entre la gente que iba a tomar algo. Usaban esa marca de pintura de paredes y muy rápidamente realizaban sus obras, algunas de grandes dimensiones, en ese sitio particular. Había un público que podía vivenciar la creación de esa obra, el camino. obelisco, 1984Para esta muestra se han recuperado obras que se pensaron como efímeras y algunas fotografías de las performances del trío constituido por Guillermo Conte, Majo Okner y Rafael Bueno en los años 80. la juanetargaA través del homenaje a Loxon y el trabajo en progreso de estos artistas jóvenes Proa 21 continúa en el camino con otros proyectos en marcha junto a performances en el jardín y diversas muestras.