#33MdqFestival: Crìtica de El árbol negro de Máximo Ciambella y Damián Coluccio

0
0

Cuenta la leyenda que cielo y tierra estaban invertidos hasta el Gran Incendio, que tuvo como saldo el enroque hacia el orden que hoy conocemos, en conjunto con una gran inundación. El único vestigio de este mundo ancestral es El árbol negro, el cual tiznado por siglos de fuego quedó inerte y carbonizado, pero en pie. Esta versión, acerca de los origenes del mundo, forma parte ni más ni menos que de la narrativa Qom y los directores Máximo Ciambella y Damián Coluccio utilizan el periplo de un pastor de cabras para transmitir, mediante su oralidad y su lengua, esta historia. Las bellísimas imágenes de los humedales formoseños y el sonido que se emite desde sus entrañas son el contrapunto visual y sonoro para la voz en off de Martin, protagonista y vehículo del film.

Del mito del Árbol Negro se desprende un ritual que conlleva el sacrificio de un animal y la ofrenda de su sangre. Si bien la misión de Martín es el eje central del relato, El árbol negro no se limita exclusivamente a esta línea narrativa sino que el relato se va salpicando de otras cuestiones que atañen a la comunidad Qom. El ninguneo de las autoridades gubernamentales o la deforestación de sus tierras no son excluidos de la película y en la cadencia del relato parecieran ser situaciones que ya están incorporadas al devenir mitológico de la comunidad, como si el Árbol Negro y el destrato por parte de la provincia formaran parte de la misma tradición.

La paciencia de Martín y las personas con quienes tiene contacto, como el pescador, se transparentan en la pulcritud de los encuadres y el tratamiento auditivo de la película. Pequeños signos de la modernidad se cuelan dentro del entorno de los personajes, como los celulares o algún electrodoméstico, pero los directores optan por no hacer enfásis en ellos, ni en su relación con lo mismos; en detrimento de potenciar su tratamiento con las cabras o con otros elementos más propios de su cultura.

Competidora en la sección oficial Argentina del Festival de Mar del Plata, El Árbol Negro es un bello documental que logra extender la apacibilidad del mundo que escenifica al espectador, lo que termina por producir una experiencia estimulante.

image-2018-11-09 (1)