Crítica de “Toque de queda”, de Carlos Gorostiza: el poder autoritario

0
0

El toque de queda durante uno de los gobiernos de facto de nuestro país pone en jaque a una familia que solo busca salvarse y se verá a qué precio. Gustavo Reverdito encarna con maestría al oficial Pericles, una mezcla de espía y militar que irrumpe misteriosamente en una casa de familia. Ellos son Pepe (padre), Marga (madre), Nito (hijo) y Gabi (la novia del hijo). Ha terminado la segunda guerra mundial y la gente se aglutina festejando en las calles, aunque pronto empezarán a llover muertos. Dentro de esta casa la claustrofobia crece cuando Pericles les informa que no pueden salir y además el teléfono está descompuesto.

Los padres quieren quedar bien con el oficial, le ofrecen pantuflas y vino y tratan de hacerlo sentir cómodo bajo todos los medios. Él no tarda en abusar de su poder.  Vemos en Nito al más sensato desde el principio que pone en juego su vida para defender sus valores. Su novia es la que muestra un rostro de angustia y desesperación que van creciendo a medida que el horror se apodera de las circunstancias. Es que Pericles domina por el miedo, pretende imponerse mediante la violencia y las amenazas.

Cuando este militar les pide a sus padres que aten a su propio hijo, ellos obedecen. Pericles saca provecho de la situación en todo momento hasta que sus acciones se extralimitan y los padres llegan a reaccionar cuando él va demasiado lejos.

Todo el elenco muestra un gran trabajo actoral. Roberto González Segura como Nito encuentra el tono justo en ese hijo que no se rendirá ante la injusticia. Rosana López como Marga se pone en la piel de una madre que no sabe qué hacer para salvar a su familia. Ana Pasulevicius, la novia, convence con el terror en el cuerpo. Gustavo Reverdito como Pericles inspira desconfianza desde que lo vemos entrar a escena. Pepe (Miguel Villar) es ese padre que debería proteger a su familia pero no puede.

La puesta es la indicada para el texto de un clásico como Carlos Gorostiza. La dirección de Natacha Delgado consigue buen ritmo y climas estremecedores.  Una inteligente mirada sobre nuestra historia, para no repetir viejos errores.

Ficha artístico-técnica

Intérpretes: Roberto González Segura, Rosana López, Ana Pasulevicius, Gustavo Reverdito, Miguel Villar; Asistente de Dirección: Facundo Buggiani; Dirección y Puesta en Escena: Natacha Delgado – Ficha Técnica: Escenografía: Natacha Delgado y Héctor Calmet; Iluminación: Héctor Calmet; Vestuario: Jessica Menéndez; Diseño Sonoro: Valentín Larroy, Roberto González Segura y Gustavo Reverdito; Realización Musical: Valentín Larroy; Diseño Gráfico: Gustavo Reverdito; Técnico de Luces: Fernando Díaz; Producción Ejecutiva: Pablo López

Domingos 20 h en Teatro Andamio 90; Paraná 662

https://www.andamio90.org/