Crítica de “El fruto más amargo”, de Héctor Levy-Daniel: crueldad monstruosa

0
0

El fruto más amargo resulta una metáfora que duele y quema. Se suele decir que un hijo es el fruto del vientre. No solo el personaje de la hija tiene que lidiar con los asuntos más amargos de la familia, sino que ella misma termina convertida en un fruto amargo.

Contando con actuaciones que resultan todas sobresalientes, Héctor Levy-Daniel (desde la dramaturgia y dirección) nos cuenta la historia devastadora de una hija que desconoce su identidad. Víctima del incendio de su propia casa, su madre biológica escapó de la vivienda en llamas para salvar a ambas, pero su hija terminó siendo adoptada por una familia rica. Años más tarde, esta madre, Luisa, consigue que la empleen en la casa de adopción para realizar tareas domésticas, desconociendo la amenaza a su integridad que allí encontrará.

Su hija, ahora llamada María, se ha convertido en una especie de monstruo, una mujer poderosa y avasallante que denigra a los obreros de la fábrica que dirige. Su madre por adopción, Teresa, es una mujer vencida por la vida que se deja llevar por las decisiones de su hija y no la contradice. Sus sueños la llevan a imaginar que de verdad parió. Íride Mockert que actualmente se destaca en su rol de muda en la puesta de Muscari de Madre Coraje de Brecht, nos muestra aquí un trabajo diametralmente opuesto a la interpretación de aquel rol. La muda de Brecht es un personaje débil, manipulado por su madre y que no puede tomar sus propias decisiones. En cambio, el personaje de María es ese ser manipulador y de una fuerza atroz, aunque utilizada en el peor sentido.

Luego está Pedro, empleado de la familia, con quien María tiene una historia oculta. Gustavo Pardi también asume su rol con solvencia. La madre de María, Teresa nos habla de un excelente trabajo de actuación de Dana Basso. Y Roxana Randón como Luisa, la verdadera madre, es absolutamente convincente en su amor incondicional. La labor de Levy-Daniel es elogiable en todo aspecto: su texto tiene una potencia rotunda y desde la dirección sabe llevar muy bien a este elenco que se calza esta trágica historia en la piel y nos la hace vivir con la intensidad del melodrama.

Ficha artístico-técnica

Ficha Artística y Ficha Técnica: Autor: Héctor Levy-Daniel; Intérpretes: Dana Basso (Teresa), Iride Mockert (María), Gustavo Pardi (Pedro) y Roxana Randón (Luisa); Escenografía y Vestuario: Magda Banach; Iluminación: Ricardo Sica; Música Original: Federico Marrale; Diseño Gráfico y Fotografía: Camila Levy-Daniel;Asistente de Dirección: Stefania Franco Turyk; Dirección: Héctor Levy Daniel / Duración total de la obra: 70 minutos / Prensa: Silvina Pizarro