Crítica de Sagrado bosque de monstruos, “cruce extraordinario entre la literatura y la vida”

0
0

El Teatro Cervantes debe guardar cientos de historias en cada una de sus salas y de sus pasillos. Sagrado bosque de monstruos crea una especie de mitología alrededor de la sala María Guerrero aprovechando, además, las obras de refacción que se están haciendo en ese espacio. Los andamios, el polvo, las diferentes herramientas esparcidas en el piso son el punto de partida para un argumento en el que un hallazgo inesperado nos conduce a la vida de Santa Teresa de Jesús, el nombre con el que más se conoce a Teresa de Cepeda y Ahumada, mística, escritora y fundadora de la Orden de las Carmelitas Descalzas.

“A diferencia de otras figuras de la mística que se entregan al vacío, Teresa llenaba el vacío con palabras. (…) Teresa funda conventos como el Quijote pelea contra molinos de viento. Ahí, entonces, en ese cruce extraordinario entre la literatura y la vida encontré el espacio para poder crear este espectáculo”, dice Alejandro Tantantian, director de la obra. La monja es una suerte de feminista en un mundo en el que las feministas eran un imposible, una mujer con ansias de saber que busca fundar conventos para alejarse del mundo, para vivir con independencia de los hombres, para disfrutar del silencio y del encuentro consigo misma, y que, además, quiere compartir eso con otras mujeres. De ahí que sea un personaje tan actual y tan teatral: complejo, rico, desafiante.

Reseñar esta obra es encontrarse con capas sobre capas de significado, con historias dentro de las historias. Es también un espectáculo monumental, en el sentido de que nos interpela en todos los sentidos; que incorpora la música, el baile; y que ofrece un escenario múltiple y original que va mutando frente a nuestros ojos. En este sentido, a la excelente dirección de Tantanian, se suman el video de Maxi Vecco, la coreografía de Diana Szeinblum, la música de Nicolás Varchausky, la iluminación de Miguel Morales y Oria Puppo, y la escenografía y el vestuario de Oria Puppo: todos colaboran para que esta obra sea de esas que hay que ver, casi como un mandato.

En cuanto a la actuación de Marilú Marini, solo se puede decir que, después de verla, uno no puede concebir otra Santa Teresa que la que ella nos ofrece: voz, expresividad y manejo del cuerpo dan cuenta de un hacerse carne del personaje, como ella misma lo explica: “En la experiencia mística, el deseo es fundirse, ser, estar con el otro con el Amado. En la experiencia actoral también, una se funde corporalmente”.

Sagrado bosque de monstruos, además, cuenta con la presencia del poeta Hugo Mujica que nos introduce a Teresa a través de una mirada filosófico-poética en una charla inicial con Marilú Marini.

En diferentes funciones, también estará Julieta Venegas, quien cantará en vivo las canciones del espectáculo el jueves 25 y el domingo 28 de octubre; el jueves 1, el domingo 11, el jueves 15 y el jueves 29 de noviembre, y el domingo 2 de diciembre.

Ficha artístico-técnica

Concepto: Oria Puppo, Alejandro Tantanian; Escrita por Inés Garland, Santiago Loza; Dirigida por Alejandro Tantanian.

Con Diego Benedetto, Rodolfo de Souza, Ernesto Donegana, Cristián Jensen, Marilú Marini, Juan Gabriel Miño, Iván Moschner, Hugo Mujica, Matías Pisera Fuster, Camilo Polotto, Eugenio Schcolnicov; Canciones interpretadas por Julieta Venegas

Miércoles a domingos a las 20 h, desde el 27 de septiembre hasta el 2 de diciembre.

Localidades: 230 pesos; 50 % de descuento para jubilados, docentes y estudiantes de instituciones públicas, con acreditación; as entradas están a la venta por Alternativa Teatral y en la boletería del Teatro (Libertad 815).