Entrevista a Victoria Mazari: “Lo que no querés ver” y el detrás de escena de la danza

0
0

Con dirección y coreografía de Victoria Mazari, Lo que no querés ver aborda el mundo de la danza con una mirada crítica hacia ciertas prácticas relacionadas con lo académico.

La exigencia y la búsqueda de la perfección se contraponen al placer o a la libertad también asociados a la danza: estos y otros temas relacionados forman parte de la conversación que tuvimos con Victoria acerca de esta “actividad intrínsecamente humana”, como ella la llama.

Tradicionalmente, se asocia la danza a la rigurosidad, al sacrificio y hasta a ciertas situaciones de incomodidad generadas en el trato profesor/alumno, ¿de qué manera aparece esto en el espectáculo?

La obra busca poner de manifiesto estas situaciones, no a modo meramente enunciativo, sino con una necesidad de cuestionarlas. Ponemos la lupa en prácticas “normalizadas” del proceso enseñanza/aprendizaje, echando luz sobre relaciones de poder que pueden degenerar en autoritarismo, sobreexigencia, y que entrañan una enorme carga de violencia psicológica.

Desde afuera, la danza parecería un espacio de libertad, ¿cómo se conjuga eso con lo académico o con lo reglado?

Justamente, lo que intentamos hacer en la obra es rescatar la libertad y el goce de la danza aún en el marco de una de las disciplinas artísticas más rigurosas, tratando que la búsqueda de la perfección no eclipse la esencia de esa actividad intrínsecamente humana que es la danza.

¿En qué sentido la danza fue ganando un espacio de libertad frente a lo que implica la institución académica?

La disciplina académica es consecuencia del fenómeno de la danza, y de ninguna manera la antecede. En el último tiempo, han aparecido ciertas corrientes que buscan abandonar la forma y la academia para dar paso a la técnica que permite el juego y la improvisación del bailarín. Este cambio de paradigma se está dando en la actualidad, aunque aún falta mucho camino por recorrer para lograrlo.

Parecería que en todos los ámbitos artísticos hay un cuestionamiento de lo académico y de sus postulados, ¿cuáles son los alcances de este cuestionamiento?

A mi entender existe una relación directa entre lo académico y los fenómenos artísticos. Me parece necesario adquirir el conocimiento de la disciplina, porque es esta la que formará al intérprete y le dará herramientas necesarias para la creación artística. En algún momento del proceso de formación debe aparecer la rebeldía frente a todo lo aprendido, esta necesidad de soltar toda la forma y estructura para volver a expresarse genuinamente. En Lo que no querés ver, también hablamos de esto, de esa pelea interna entre respetar lo académico sin perder lo que hace único a cada ser humano.

 ¿Cómo conjugás dentro de la obra los textos con la danza? ¿Cómo se potencian ambos en esa interacción?

La danza en esta obra está utilizada como contexto de situaciones que se encuentran en este y en muchos otros ámbitos; le da marco y forma a cada una de las situaciones que plantean los intérpretes. Los textos fueron moldeados a partir de la necesidad de la escena, incluso hay permisos para la improvisación siempre y cuando se respete el mensaje que la escena quiere dar. De todas maneras, es una obra inevitablemente signada por los textos ya que la idea nace a partir del monólogo final.

Viernes de octubre a las 23:00 h; Espacio Cultural Urbano, Acevedo 460, Villa Crespo, CABA.

Informes: 4854-2257 / Web: www.espacioculturalurbano.net

Sábado 3 y 10 de noviembre a las 21 h; La fábrica, Acevedo 768