Entrevista a Lizardo Laphitz, director de “Ricos” de Lee Blessing

0
0

Lizardo Laphitz es actor, director y maestro de teatro; se formó con Raúl Serrano, Hedy Crilla y Agustín Alezzo. En 2014 abrió su propia escuela de formación actoral, El Laboratorio de Teatro, y actualmente dirige Ricos, de Lee Blessing, una obra que habla sobre el matrimonio y la permanencia del amor.

En Leedor conversamos con Lizardo, quien nos habla de la obra, de su escuela y del teatro en este contexto de crisis.

¿Cómo llegás a esta obra de Lee Blessing y por qué te interesó dirigirla?

Rosario, que es la actriz de la obra, compró los derechos y me pidió que la dirija, y yo que ya conocía la obra acepté. Me interesó porque está muy bien escrita y toca un tema muy interesante: lo difícil de las convivencias matrimoniales. Me parece que el autor conoce este tema profundamente, ya que hace un análisis minucioso de todas las cosas que uno va descuidando o dando por sentado; y sin darnos cuenta, caemos en una rutina agobiante, y a veces, cuando nos damos cuenta, ya es tarde. Si bien en esta obra no sabemos si es tarde, ellos llegan a un borde en donde seguramente los dos darán un giro fundamental a sus vidas.

¿En qué consiste tu trabajo con los actores pensando a partir de tu escuela El Laboratorio de Teatro?

Mi trabajo como director es acompañar a los actores en el proceso de descubrimiento de los personajes. Juntos vamos buceando, buscando hasta llegar profundamente adonde quiere contar el autor. Como docente, fundamentalmente mi atención está puesta en que cada alumno pueda encontrarse y desarrollar su trabajo como actor. Esto hace que sea un trabajo muy personalizado donde hay un seguimiento sobre cada uno para ir detectando sus dificultades y apoyarlos en esa búsqueda y en esa comprensión del trabajo.

Más allá de la crisis, la gente sigue yendo al teatro, ¿Desde tu punto de vista, qué ofrece el teatro en la actualidad a sus espectadores?

No creo que ofrezca nada nuevo; me parece que el teatro es un espacio donde la gente va por distintas razones: ya sea para ver a un actor o a una actriz que admiran, o porque le interesa la obra, o el autor, o se la recomendaron, etc. Siempre es un lugar donde la gente tiene la posibilidad de ver una historia donde puede identificarse o compararse con la problemática que plantea el autor ya sea drama o comedia.

Participaste de muchos espectáculos como actor o como director, ¿En lo personal, qué es lo que hace que te sientas conforme con una obra tuya en escena?

En principio nunca estoy del todo conforme porque pienso que siempre se puede mejorar más o encontrar nuevas cosas, pero para ser honesto, debo decir que cuando veo a los actores haciendo un trabajo orgánico, verdadero, honesto, y que están entregados ideológicamente a la historia que cuentan, eso me deja muy satisfecho.

Ahora se habla mucho de resistencia cultural, ¿Por qué el teatro resulta uno de los espacios más visibles de esta resistencia?

En principio me parece que ciertos teatros están abiertos a todo tipo de planteos y cuestionamientos ideológicos sin censura. Quizás en algunos otros espacios más comprometidos comercialmente, o que respondan  a intereses políticos y económicos, tengan ciertos reparos en mostrar abiertamente ideas o pensamientos que puedan molestar. Esto en las salas independientes es muy raro que ocurra.

Ricos, lunes a las 21 h, en El Método Kairós, El Salvador 4530

LIZARDO_LAPHITZ_2