Crítica de “Tribunal de mujeres”, Naomi Ragen

0
0

La autora de Tribunal de mujeres, Naomi Ragen, es una escritora norteamericana e israelí perteneciente al judaísmo ortodoxo moderno. En Tribunal de mujeres, aborda la historia de una mujer del judaísmo ultraortodoxo, inspirada en incidentes reales.

Hanna es una mujer que ha abandonado a su marido –según dicen para vivir en pareja con otra mujer– y por ende es condenada a no ver más a sus doce hijos. La sociedad se apresura en juzgarla de forma lapidaria. Sus dos hijas, Ruth y Bluma comienzan hablando sobre su madre. Una de ellas la defiende y la otra la condena.

Todas las mujeres de la comunidad se juntan para volcar sus prejuicios sobre Hanna y hacer efectivo este castigo de no ver a sus hijos. Cuando Hanna se presenta, su propia madre es de las más severas en condenarla. Las mujeres, con argumentos que parecen tomados de la edad media, insisten en estigmatizar a esa mujer que se animó a escapar de un régimen autoritario donde el marido puede disponer de ella como si fuera un ser sin voluntad, sin voz ni voto.

Las mujeres de esta comunidad, se nos dice, no pueden mostrar las muñecas y también tienen que cubrir sus tobillos con medias. Las que son casadas deben cubrir su cabellera. Se prohíben las vestimentas llamativas, como las prendas con lentejuelas. La obra habla del sometimiento de la mujer y de cómo las leyes de Dios se enfrentan a las leyes humanas. Hanna ha sido autorizada por la justicia para ver a sus hijos, pero según los preceptos religiosos de estas mujeres, ella no podrá hacerlo. A la mujer, atada irremediablemente a su marido, su familia y a las tareas domésticas, le es negada su libertad.

Cuando se reúne este tribunal de mujeres para determinar si le permiten a Hanna ver a sus hijos, aflora lo peor de cada una y vemos cómo las mujeres en lugar de solidarizarse entre ellas, se atacan y se injurian. Con la evolución de la trama, nos iremos enterando de los hechos aberrantes que sufrió Hanna y poco a poco los fríos corazones de las mujeres irán sintiendo empatía con quien ha sido víctima de un marido abusador.

El elenco formado íntegramente por mujeres realiza una excelente labor, digna de todos los elogios. Cada una tiene intervenciones que permiten el lucimiento personal a la vez que se integran muy bien al conjunto. Lidia Goldberg se destaca en el rol protagónico. Elba Degrossi permite que la adaptación y puesta de Juan Freund sea llevada con éxito a escena.

Esta pieza tiene mucho para decirnos en la Argentina actual, donde lamentablemente no somos ajenas a la violencia de género. Hay varias formas de someter a la mujer y algunas son más sutiles que otras y pasan por el lenguaje, por ejemplo, o por leyes que no garantizan a la mujer su potestad sobre su propio cuerpo. Subsisten ciertas estructuras patriarcales y una mujer que por cualquier motivo debe abandonar su hogar sigue siendo condenada a los ojos de los demás, mucho más que un hombre que se va de la casa.

Tribunal de mujeres cuenta con una dramaturgia ágil y reflexiva a la vez, una dirección impecable y trabajos actorales muy sólidos. Al mismo tiempo, nos entrega un mensaje relevante y ayuda a tomar conciencia. Una obra que se destaca en la cartelera porteña por su originalidad y contundencia.

Ficha artístico-técnica

Elenco por orden de aparición
Stefanía Franco Turyk
Soledad Lucchelli
Myrtha Schalom
Isabel Caban
Ester Fleischman
Silvia Franc
Betty Dimov
Myriam Poteraica
Lidia Goldberg
Judith Buchalter

Escenografía y Vestuario: Pablo Graziano
Música original: Sergio Vainicoff
Gráfica: Laura Tolchinski
Fotografías: Gianni Mestichelli
Filmación de video: Marco Riccobene
Representante del autor: Marion Weiss
Traducción y Puesta en escena: Juan Freund
Producción ejecutiva: Cristina Sisca
Asistencia de Dirección: Ana Palazzoli

Dirección General: Elba Degrossi

Domingos a las 20.30 h
Teatro El Tinglado – Mario Bravo 948

Entrada general: 330 pesos
Descuento para Jubilados y Estudiantes.
Promociones con Club La Nación y Alternativa Teatral.

TRAILER https://youtu.be/UzHE7ZLJRkU