FIDBA 2018: Critica de Mouth Harp in Minor Key: Hamid Naficy in7on Exile, de Maryam Sepehri

0
0

Hamid Naficy es un intelectual iraní con una sólida obra literaria acerca de la historia del cine de su país. Exiliado durante los años posteriores a la Revolución a los Estados Unidos este documental renueva la relación que el escritor y documentalista tiene con su país originario e indaga en la nostalgia de haber abandonado su patria por motivos políticos. Participante la Competencia Internacional de largometrajes, sus 65 minutos de metraje tendrán dos exhibiciones: el Viernes 14-9 en el Cine Cosmos, Sala 2, a las 23:05 y el domingo 16-9, Cine Cosmos, Sala 2 a las 18:05.

Imágenes en blanco y negro se suceden, desancladas del espacio y de la identidad de la figura que las protagoniza -quien después nos enteramos que es Naficy-. Una voz en off en un inglés prolijo pero foráneo cuenta un sueño que refiere, de alguna manera, al vacío, a la pérdida de identidad, a la desorientación. No será el único pasaje de este estilo en la película, sino que se repite ocasionalmente al compás de las reflexiones de Naficy. El exilio de Irán caló hondo en su sensibilidad, al punto que alejarse de Irán “lo volvió más iraní” y dedicó su obra a analizar la mirada occidental sobre su país, a sistematizar en un modo bíblico la historia de su cinematografía, organizar festivales iraníes en Estados Unidos o analizar la repercusión mediática que tuvo la toma de rehenes en la embajada en los 70’.

Mouth Harp in Minor Key: Hamid Naficy in7on Exile, es la posibilidad que ofrece el FIDBA para darnos a conocer la vida de un personaje interesante. La estructura misma de la película no guarda ninguna apuesta desmesurada y la correspondencia entre lo que el entrevistado dice con los objetos que Sepehri encuadra y compagina vuelven al film en algo que podría confundirse con un producto televisivo. El respeto que le prodiga la directora al personaje en cuestión se traduce en la timidez de esta para salirse del esquema clásico de History Channel, pero aun así el documental iraní no deja de ser un grato acercamiento a una figura clave del cine iraní.