Crítica de “Buenos Aires ibérico”: Pepa Luna y su aire andaluz

0
0

Buenos Aires ibérico es canto, baile y poesía: Pepa Luna nos trae el estilo flamenco a través de diferentes composiciones como la copla, la zamba, la rumba, el fandango y el tango, con una excelente voz y con una calidez humana que se perciben en cada una sus intervenciones. Federico García Lorca, Alfonsina Storni, Homero Manzi, solo para citar algunos autores, llegan con un repertorio donde conviven “María la Portuguesa”, “Torre de arena”. “Tu pálida voz “, Vida mía”, “Ida y vuelta” o “Alfonsina y el mar”, entre otros temas.

Radicada en Buenos Aires, Pepa Luna no deja de resaltar su amor por nuestro país y por nuestra música, a la que le imprime su pasión española. El resultado es un espectáculo potente que tiene momentos emotivos junto con otros nostálgicos y hasta humorísticos. Héctor Romero en guitarra flamenca, Pablo Alexander en percusión, Ricardo Flanagan en guitarra criolla, Leandro Chiappe en piano y Mónica Romero en baile completan un escenario donde la música y los poemas se hacen coreografía.

La idea de este espectáculo fue germinando lentamente en la actriz y cantante, pero como ella afirma: “Me faltaba atravesar un océano con las ganas, los miedos, las incertidumbres… para nutrirme de una nueva raza, cultura, para vivir el desarraigo en una desgarradora y sanadora profundidad, para poder continuar descubriendo nuevas formas de cantar canciones, nuevos estilos y sobre todo, cantar a los poetas, de España y de Buenos Aires, que me atravesaron con sus voces y se han instalado en mis entrañas para siempre”. Seguramente, esto imprime a Pepa Luna su estilo tan personal y característico: es una mujer de dos culturas, una apasionada de lo porteño sin dejar de celebrar sus raíces españolas.

Durante los viernes de agosto, el espectáculo estuvo en el Centro Cultural San Martín, pero pronto volverá para que sigamos disfrutando de grandes autores y de excelentes interpretaciones.