La Padula y Coca revisitando la biología y la antropología

0
0

Meditaciones de una visitante

El zoológico como invención moderna estaba destinado a mostrar que la especie superior, el ser humano, no era un animal o, por lo menos, no era un animal más sino aquel capaz de encerrar a otros animales en jaulas para sentirse superior. Ellos, los animales exóticos, estarían disponibles para ser visitados y producir sorpresa y admiración por la variedad de sus formas y colores. Quedarían excluidos de la colección los animales domésticos y aquellos que se crían para consumo. Del mismo modo, los museos de antropología exhibirían costumbres y producciones de etnias no europeas consideradas tanto exóticas como primitivas en relación los géneros/sexos dominantes: Varón/mujer, blancxs, cristianx, europexs, cis heterosexuales, de sectores medios y altos.

Dos exhibiciones en el estupendo espacio MUNTREF Centro de Arte y Naturaleza. Sede Ecoparque muestran cómo revisitar estos conceptos desde otras miradas. Pero no sólo lxs dos artistas, Pablo La Padula y Claudia Coca aportan en ese sentido, la decadencia a la que están sometidos los animales que quedan en el espacio del antiguo zoológico y nunca ecoparque también aporta lo suyo, lamentablemente.

PABLO-LA-PADULA_-1-150x150

En la planta baja, La Padula, argentino, expone magníficos collages de antiguas imágenes surgidas de viejos textos de zoología en los que animales, reales e imaginarios, magníficamente dibujados y coloreados por artistas ignotxs acercaban la diversidad del planeta a los europeos que querían conocer el mundo que estaban conquistando y clasificando. Queda bastante claro a través de esas obras que el acceso a la biología, ciencia de la vida, se hacía desde las imágenes, el formol, los esqueletos, la taxidermia, todo aquello que de vida ya no tenía nada. Lo mismo que ocurría y sigue ocurriendo con el estudio de la medicina que comienza por enfrentar a lxs futurxs médicxs a cadáveres con el fin de conocer la anatomía … de los muertxs. Sólo a través del microscopio en el que se podían mirar células vivas en proceso de división o especies unicelulares, la biología podía readquirir sentido, como lo muestra La Padula en sus videos. El artista/biólogo introduce  su muestra, Zoología fantástica, con estas palabras:

Sobre este bello lente puro y cristalino que la ciencia positiva victoriana consolidó en un modo de ver verdadero y definitivo, Zoología fantástica propone su embrumamiento a través de una operatoria de confusión visual.

Y cartografía la biología de este modo:

cartografía biológica

Esa bruma que opone a la obsesividad moderna y su intento de ubicar a todo ser vivo en una casilla acotando la diversidad o catalogándola como monstruosa o anormal, da cuenta de otras miradas posibles. Una de ellas fue postulada por un colectivo que se formó en la carrera de ciencias biológicas de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA en 2017 con el nombre de DesBio Exactas con el objetivo de cartografiar la vida y no someterla a través de calcos, en el mismo sentido que lo hizo, de manera brillante, Anne Fausto Sterling en Cuerpos sexuados. Cartografiar la vida sin prejuicios supone visibilizar mucho de aquello que fue ocultado, negado o tirado a la basura por no caber en las casillas correspondientes. La mirada de La Padula contribuye, a mi criterio, a ampliar esa imprescindible modo de biologizar.

CLAUDIA-COCA-_1-150x150

Claudia Coca, peruana, ocupa el primer piso del edificio, un espacio hecho para sus obras bellamente dibujadas y colgadas junto a los poemas bordados que rescatan del olvido escritores latinoamericanos, algunx de lxs cuales parece haber sido observadx por antropólogxs:

Canción de despedida a los antropólogos:

 Ustedes se van

Y yo me quedo

Ustedes se llevan mi voz

Y mis versos

Adonde ustedes vayan

Irán mis versos

Y mi voz

Yo me quedo aquí

Y mi voz y mis versos

 ¿Quién sabe a dónde irán?

Otro poema bordado da nombre a la muestra:

no digas que...

Coca dibuja árboles y formas arquitectónicas que están en ese residuo de zoológico anexo y les da más vida que la que tienen actualmente. También trabaja sobre el famoso National Geographic  para dar cuenta de su hegemonía blanca, aquella que hacía que pudiera aparecer una mujer desnuda en sus páginas siempre que no fuera blanca dado que, de ese modo, se trataría de un ser “antropológico”.

El MUNTREF Centro de Arte y Naturaleza. Sede Ecoparquerequiere absolutamente una visita. Cuenta con estudiantes de la UNTREFque aclaran dudas y aportan información muy interesante a la visita.

Mi felicitación y agradecimiento a Victoria Papagni por su entusiasta acompañamiento.