#Fidba 2018: Trinta Lumes

0
0

Territorio de lluvia y de nieve Galicia, tierra de fantasmas y de historias pasadas también. Habitada por los celtas, después por los romanos, muchas de las viviendas recuerdan a su arquitectura, como mucha de sus leyendas. Lois Patiño se había ocupado en Costa da Morte de la zona costera de Galicia y Diana Toucedo hace lo propio con el Courel región montañosa de esa provincia; entre ambos realizadores construyen un paisaje fílmico de ese territorio habitado por pobladores que resisten con modos de vida primitivos, con sus ovejas y sus cerdos, cazando jabalíes, soportando con sus hogares a leña el crudo frio del invierno.

En el comienzo de Trinta Lumes, opera prima que diluye el límite entre la ficción y la realidad, al ruido ensordecedor del viento y la lluvia le sigue un grupo de personas caminando por un bosque con sus linternas llamando a una mujer: gritan Alba en medio de la noche oscura. El tópico de la desaparición remite al bosque medieval y más acá a toda la literatura cinematográfica y televisiva de desaparición de mujeres, acierta Toucedo en lanzar ese interrogante para disolverlo unos minutos después en una historia de fantasmas: estas aldeas están llenas de muertos que conviven con los vivos, dice la voz en off que guía el relato desde una primera persona.

Como lo espiritual debe convivir con lo material, el documental se ocupa de mostrar la cotidianeidad de esa gente desde la mañana hasta la noche, viviendo junto a las cuevas, las piedras de la montaña, y el río torrentoso. Dentro de las casas están los hogares, y el fuego al que alude el título. También están los niños en la escuela, y los cuentos de terror que los empuja a entrar a casas abandonadas.

Aunque recurre a unas lucecitas voladoras no muy convincentes para referirse a los espíritus, el hecho de expresar los niveles de realidad y ficción a partir de lo observacional y lo fantasmal, le da a Trinta Lumes una potencia y una convicción sobre cómo entender lo desconocido que resulta sumamente notable.

Compite a partir de este martes en una nueva edición del Festival de Documentales FIDBA